Fondos indexados, ¿Qué son y cómo funcionan? ¿Cómo invertir?

¿Has escuchado hablar de fondos indexados pero no sabes cómo son? ¿Quieres aprender a invertir y ver crecer tus ahorros? Te lo explico con detalle en el artículo

Ya te comenté en un articulo anterior cómo empecé a invertir desde cero desde mi experiencia personal así como una guía con los conceptos básicos de inversión para principiantes, también vimos la estrategia de los dividendos, ahora te traigo otra estrategia de inversión, la los fondos indexados.

He de reconocer que es mi favorita, pues sigo la filosofía boglehead.

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados o fondos índice son un vehículo de inversión que replica un determinado índice de mercado.

Un inversor compra participaciones en el fondo a un determinado precio y espera venderlas en un futuro a un precio mayor.

Hay fondos indexados de todo tipo, por ejemplo, hay uno que replica el índice S&P500 es decir, si compras participaciones es como si estuvieses comprando acciones de las 500 mejores empresas de Estados Unidos.

Los hay que siguen determinados sectores como el de salud o industria, otros más enfocados a distintos mercados, incluso globales que abarcan todo el mundo.

Dos principales gestoras destacan entre otras, Vanguard y Amundi, siendo Vanguard más grande y con menos comisiones.

En qué consiste la estrategia de los fondos indexados

Los fondos indexados imitan a un índice bursátil a lo largo del tiempo. Si escogemos un fondo indexado que imite a un indice que históricamente crece, nuestro dinero crecerá con él.

La economía a largo plazo es creciente, a lo largo de los años aunque atraviesa crisis siempre remonta su valor. Cada vez surgen nuevas empresas y nuevos negocios.

El mercado, a largo plazo, siempre es alcista. Y los fondos indexados utilizan esta lógica.

Si lo piensas, no hace tanto que no teníamos smartphones, imagina todo el crecimiento y el negocio que ha supuesto para la industria.

Bien, ya sabemos que el mercado a largo plazo es alcista, ¿Cómo le sacamos partido? Pues invirtiendo a largo plazo y haciendo aportaciones mensuales.

Cada persona tendrá su objetivo, unos un complemento para la pensión, otros retirarse antes, otros, simplemente, poner a trabajar sus ahorros.

Pero la clave está en el largo plazo, ¿Cuanto es largo plazo? Más de diez años. Incluso yo diría que quince, cuanto más, mejor. Eso hará que hayamos pasado por varios ciclos económicos, siendo menos dependientes del que toque ahora.

Las aportaciones mensuales son absolutamente claves. Si hiciéramos una única aportación y nos olvidásemos, podríamos haber comprado a un valor muy caro y que en los próximos años haya una crisis, con lo que nuestro fondo perdería valor.

Vale que a largo plazo siempre volveremos a un máximo histórico, pero eso puede tardar años.

Haciendo aportaciones mensuales lo que hacemos es comprar a precio medio, es decir, compraremos muy barato durante las crisis y algo más alto durante etapas de bonanza económica. Como el mercado es alcista nos saldrá rentable.

Ahora imagínate que tienes en mente jubilarte antes de tiempo, ¿Cuando podrías dar el salto? ¿De donde saldría ese dinero si a ti no te pagan nada mes a mes como en la estrategia de los dividendos?

La gente suele seguir la regla del 4%. Te la explico más detalle en el articulo sobre conceptos básicos de inversión. Pero básicamente consiste en suponer que nuestra rentabilidad será mayor que 4% más inflación.

Con esa suposición aunque retiremos el 4% de nuestro dinero cada año para cubrir nuestros gastos, no agotaremos nunca nuestra inversión, sino que esta seguirá creciendo.

Usando el mismo ejemplo que en el artículo, si gastamos 24.000 euros al año vamos a necesitar 30.000 (24.000 de gastos + 6.000 de impuestos) x 25 = 750.000 euros.

Necesitaré unos 750.000 euros invertidos dando una rentabilidad de al menos 4% más inflación. ¿Sorprendido? Bueno, trato de ser realista y te cuento también la cara oculta de la independencia financiera.

Una vez que tenga esta cantidad, los fondos indexados generarán al año 30.000€ que podré retirar y vivir de los fondos indexados.

Es una cantidad bastante grande, llegar ahí ahorrando supondrá mucho esfuerzo, pero por algo estamos invirtiendo, no todo sale del ahorro ni mucho menos.

Suponiendo una rentabilidad anual del 6%, el 60% del dinero (450.000€) será por ahorro y el 40% (300.000€) será por lo ganado en fondos indexados durante esos años de inversión.

Composición de cartera

La composición de cartera depende de tu objetivo y circunstancias personales.

Como ya vimos en el artículo que mencionaba al principio donde se explicaban conceptos fundamentales de inversión, hay que definir qué porcentaje le damos a renta fija y renta variable.

Si tenemos una tolerancia al riesgo alta y vamos a largo plazo, le daremos más peso a la renta variable, que es más volátil pero alcanza mejores rentabilidades.

Si por el contrario tenemos una tolerancia al riesgo baja y/o nuestro retiro está próximo, le daremos más peso a la renta fija, menos rentabilidad a cambio de más estabilidad.

En la composición de nuestra cartera aprovecharemos lo sencillo que es diversificar, tanto para bonos (Renta fija) como para acciones (Renta variable) tenemos a nuestra disposición mercados de todo el mundo.

En cuanto al peso que dar a cada mercado, yo simplemente me baso en el peso que tiene cada economía en el mundo de manera aproximada.

Te dejo el ejemplo de mi cartera, con el peso, el nombre del fondo indexado y su número de referencia:

  • 53% Vanguard US 500 Stock Index Inv EUR Acc IE0032620787
  • 20% Vanguard European Stock Idx Inv EUR Acc IE0007987690
  • 15% Vanguard Emerg Mkts Stk Idx Inv EUR Acc IE0031786142
  • 8% Vanguard Japan Stock Index Inv EUR Acc IE0007281425
  • 4% Vanguard Pac ex-Jpn Stk Idx Inv EUR Acc IE0007201043

Cada mes aporto una cantidad mensual dividida en esas proporciones. Si quieres añadir renta fija, podrías hacerlo en el porcentaje que te haga sentir cómodo, que es lo importante de la inversión.

Una característica clave de la estrategia de fondos indice son los comúnmente llamados rebalanceos o re-equilibrios de cartera.

Tenemos unos porcentajes fijados a cada fondo indexado, pero con el tiempo unos suben más rápido que otros, otros bajan y se desbalancea.

Lo que haremos cada cierto tiempo (Seis meses, por ejemplo), será volver a estos porcentajes vendiendo los que estén por encima y comprando los que estén por debajo.

Imagínate que el valor total de tus fondos indexados es de 100.000, que utilizas los porcentajes que he puesto más arriba y el valor de tus fondos es el siguiente:

  • 60.000€ Estados Unidos. Debería ser 53.000€
  • 13.000€ Europa. Debería ser 20.000€
  • 15.000€ Mercados emergentes. Debería ser 15.000€
  • 7.000€ Japón. Debería ser 7.000€
  • 4.000€ Pacífico. Debería ser 4.000€

Como vemos, las acciones de Estados Unidos han crecido a mayor ritmo que las de Europa. Al rebalancear, venderemos 7.000€ del fondo indexado de acciones estadounidenses y compraremos 7.000€ de las europeas.

¿Cual es la magia de esto? Que habremos vendido caro y comprado barato, una máxima del mundo de la inversión y que nos hará ganar rentabilidad.

Los rebalanceos son importantes y no se nos puede olvidar hacerlo cada 3 o 6 meses.

En lugar de vender participaciones, también puedes simplemente ir variando las aportaciones mensuales (Invertir la misma cantidad en conjunto, pero cambiando las cantidades a cada fondo) para buscar siempre las proporciones óptimas. Es decir, un rebalanceo más frecuente pero sin necesidad de vender participaciones.

Lo importante es seguir alguna de las dos estrategias.

Cómo invertir en fondos indexados

Ya sabes qué son los fondos indexados, ya sabes qué estrategia hacer para llegar a tu objetivo utilizándolos. ¿Por dónde empezar?

La contratación de fondos indexados es de los productos financieros más simples y fáciles de contratar.

Seguro que has oído hablar de los fondos de inversión a secas, esos que te intentan vender en tu banco tradicional de toda la vida, que no te dicen la rentabilidad pésima y las altas comisiones que se llevan.

Para los fondos indexados es lo mismo, abres la cuenta en un banco que oferte los fondos indexados que quieres, haces el traspaso de dinero y hecho.

Yo por ejemplo utilicé MyInvestor, una vez tenía dinero en la cuenta corriente, compré participaciones en el fondo desde la propia aplicación. Como un traspaso entre cuentas, sencillo.

En mi caso elegí yo mismo contratar los fondos indexados porque MyInvestor ofrecía Vanguard (La mejor gestora) con unas comisiones muy bajas.

Existe la opción de los roboadvisors, como Indexa Capital o Finiziens, en los que ellos te hacen la composición de cartera según tu perfil de riesgo.

Básicamente respondes a unas preguntas, evalúan si eres un perfil con más o menos tolerancia al riesgo y experiencia, y en función de eso te asignan una cartera predefinida u otra. Más tolerancia al riesgo más renta variable te van a asignar.

Personalmente yo elegí hacerme la cartera yo mismo porque hay mucha información de calidad por internet (Como este blog :P) y me ahorro unas comisiones que a largo plazo se van a notar bastante.

Principales ventajas de los fondos indexados

Los fondos indexados tienen grandes ventajas que me hicieron decidirme por ellos:

  • Bajas comisiones: Al no ser fondos de gestión activa, es decir, no hay nadie detrás intentando predecir qué acciones van a subir o van a bajar, las comisiones son muy bajas.
  • Gran diversificación: Te permite invertir en miles de empresas de todos los países de manera muy simple.
  • Personalizables: Si eres joven y tienes alta tolerancia al riesgo, puedes poner más renta variable buscando mayor rentabilidad. Conforme pasan los años, puedes poner más renta fija para bajar el riesgo.
  • Rentabilidad: Los mercados históricamente suben. Puede que el día de mañana haya un colapso mundial y tengamos que vivir como hace 50 años, pero coincidirás conmigo en que es altamente improbable.
  • Sencillez: Empezar a invertir en fondos indexados es muy fácil como has visto en la anterior sección.
  • No requiere apenas tiempo: Otras estrategias requieren estar comprando acciones, analizando empresas y pendientes del mercado, con los fondos indexados esto no pasa.

Principales desventajas de los fondos indexados

Ningún producto financiero es perfecto, vamos a ver las principales desventajas:

  • Tolerancia al riesgo: En tiempos de crisis vas a ver como tu rentabilidad baja bastante. Ver cómo el valor de tu cartera baja en unos días lo que ganas en un año es muy duro.
    Las pérdidas solo se materializan si sacas el dinero, así que mantente en rumbo y sigue con tus aportaciones periódicas, que en tiempos de crisis son más valiosas.
  • Caída de todo el sistema económico mundial: Si en unos años hay una guerra mundial y los sistemas económicos colapsan, nadie sabe qué pasará con los productos financieros o el dinero que tengamos en el banco.
    Aunque claro, en un mundo pos-apocalíptico quizás es lo de menos.
  • Ser conservador al retirarse: Si tenemos ya la cantidad suficiente para retirarnos, hay que ser cauteloso porque si después viene una crisis el valor de nuestra cartera bajará notoriamente.
    Es importante hacer unos cálculos conservadores, mejor que nos sobre el dinero a que nos falte.

Conclusión

En este artículo hemos aprendido los conceptos más importantes sobre los fondos indexados, en qué consiste la estrategia de los fondos indexados, un ejemplo de cartera, cómo invertir y sus principales ventajas e inconvenientes.

Si todavía dudas si los fondos indexados son para ti o no, voy a ponértelo más fácil.

Los fondos indexados son para ti si…

  • Quieres un sistema de inversión sencillo y que vaya prácticamente en piloto automático.
  • No quieres dedicarle mucho tiempo a la inversión.
  • Tienes tolerancia al riesgo (Aunque se puede modular con la composición de la cartera)
  • Estás en fase de acumulación del capital, es decir, te quedan bastantes años antes de tener que usar ese dinero.

Los fondos indexados no son para ti si…

  • Quieres ver resultados inmediatos. Es importante para ti ir recibiendo rentas cuanto antes.
  • Tienes baja o nula tolerancia al riesgo.
  • Estas muy cerca de la edad en la que quieres retirarte o hacer uso del dinero. No es que sea mala opción, pero creo que podrías considerar otras opciones como la cartera permanente o la estrategia de los dividendos.

¿Y a ti, te gusta la estrategia de los fondos índice? ¿Crees que se adecúa a tus necesidades o te gustan más otras como los dividendos? Déjamelo en los comentarios.


Suscríbete al blog para estar al tanto de las últimas entradas y recibir contenido extra. Solo te enviaré contenido de utilidad cada cierto tiempo. Libre de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *