Inversión para recién llegados: Lo que tienes que saber antes de invertir tu dinero

Empezar a invertir es muy confuso: todo son conceptos nuevos y aparecen dudas básicas sobre su funcionamiento: ¿Es seguro invertir? ¿Dónde está mi dinero? ¿Qué pasa si lo quiero sacar? ¿Puedo confiar en esto? y un largo etcétera.

Vamos a resolverlas en este recurso:

No todas las inversiones son iguales

Lo primero que debes de entender es que invertir es un concepto muy amplio, que abarca muchos tipos de inversiones.

No se puede meter en el mismo saco a invertir en acciones de Nestlé y Apple que invertir en el esquema piramidal que dice un tiktokero de 16 años.

Seguramente tengas en tu cabeza muchos mitos en torno a la inversión y el dinero, te comparto un recurso para que los derrumbes y puedas entender mejor cómo funciona la inversión de calidad: ¿Qué es y qué no es inversión? Mitos sobre inversión y bolsa

Entiende cómo se genera el dinero

Es muy importante que entiendas cómo se genera el dinero en tu inversión:

Pongamos como ejemplo la inversión más conocida por todos: la bolsa.

En la inversión en bolsa, tu dinero financia empresas, que utilizan ese capital para mejorar su maquinaria, abrir más locales o contratar más personal, entre otros muchos usos.

Esto hace que la empresa aumente su productividad, se sirva mejor a los clientes y aumenten los beneficios. La empresa vale más, y como tú tienes comprado un pequeñísimo trozo de esa empresa (tus acciones), tu inversión aumenta de valor.

Vamos con otro ejemplo: En la inversión en letras del tesoro, estás prestando dinero a un estado. Este te devolverá el dinero prestado en un futuro además de una compensación extra (cupón) por haberle prestado el dinero.

¿Cómo distinguir las estafas al invertir? ¿Me estarán engañando?

Detectar estafas al invertir es sencillo una vez que tienes los conceptos fundamentales claros, así que vamos a verlo.

Preguntas que tienes que hacerte para detectar si una inversión corre el riesgo de ser una estafa:

  • ¿Te las ofrecen por un canal privado, tipo whatsapp, telegram o mensajes privados en redes sociales? ¿Son gente con un perfil anónimo y sin reputación comprobable?
    Esto te debería hacer saltar todas las alarmas.
  • ¿Te prometen algo extraordinario? ¿Un método infalible y exclusivo que sólo conocen unos pocos? ¿Te enseñan una captura de pantalla de cómo han multiplicado su dinero? ¿Tienen rentabilidades extraordinarias?
    Son estafas. Huye.
  • ¿Está regulado por la CNMV? ¿Quien te lo ofrece tiene un certificado de asesor financiero?
    Si no está regulado, las posibilidades de que sea una estafa se multiplican.

Tengo un recurso sobre Cómo evitar las estafas al invertir que te recomiendo leer.

Los principales vehículos de inversión (fondos de inversión, acciones, oro, planes de pensiones, ETFs, letras, bonos…) están regulados a favor del partícipe, es decir, a favor del inversor de a pie.

Tu dinero está a salvo en este tipo de productos regulados, no tienen riesgo de estafa. El gestor del fondo no te lo puede «robar» traspasándolo a su cuenta, por ejemplo.

Otro asunto diferente es el riesgo que corres en la inversión en sí, el riesgo de mercado. Por ejemplo, si inviertes todo tu dinero en acciones de una empresa de gran riesgo y esta quiebra (pero es que esto nunca lo deberías hacer).

¿Dónde está mi dinero? ¿Lo puedo sacar cuando quiera?

Esto depende de dónde lo tengas invertido. Vamos a ver unos ejemplos:

Si tienes tu dinero en la cuenta corriente del banco, este forma parte del balance del banco y si quiebra, tu dinero se pierde (aunque los políticos suelen acabar rescatando a los bancos con el dinero de nuestros impuestos, pero ese es otro tema).

Sí, has leído bien. Solemos pensar que el dinero que tenemos en la cuenta corriente del banco está seguro, pero realmente no es así.

Aún así, en España está el fondo de garantía de depósitos para este tipo de situaciones. Aquí tienes un recurso para que entiendas: ¿Qué pasa si mi banco quiebra?

Cuando inviertes en fondos de inversión, tu dinero no lo tiene tu gestor patrimonial, ni el banco que se use para contratarlo (pues es un mero intermediario).

Tus inversiones estarán en un banco custodio, que es quien guarda los títulos de tus acciones. Por supuesto, estos no están dentro del balance del banco ni se pueden utilizar para pagar sus deudas.

En la mayoría de fondos puedes desembolsarlo cuando quieras y que te llegue tu dinero de nuevo a tu cuenta corriente del banco en unos días.

Por este motivo debes invertir

La inversión no se trata de poner el dinero en la inversión de moda de turno. Para tener éxito como inversor tienes que entender cómo puede mejorar la calidad tu vida para que te de un propósito y mantengas el rumbo.

Paso 1: Comprender la necesidad de invertir

La inversión te da libertad y hace que tu vida sólo dependa de ti. Invertir no es sólo una gran idea, es obligatorio si quieres tener una buena calidad de vida cuando te jubiles.

Paso 2: Derrumbar mitos sobre inversión y bolsa

Saber manejar bien el dinero es la diferencia entre pobres y ricos, la educación financiera se debería de enseñar en todas las escuelas. Es algo al alcance de todos, no sólo para señores millonarios con traje y corbata como solía pensar.

Paso 3: Trazar un plan de ahorro e inversión

Antes de lanzarte a invertir tienes que poner los cimientos para que te vaya bien, y eso pasa por tener un buen sistema de ahorro, aprender a manejar las deudas y saber qué cantidad invertir y cuándo hacerlo.

Paso 4: Buscar que tipo de inversión va contigo

Tenemos disponibles diferentes productos financieros en los que invertir, entenderlos bien y saber cuales son adecuados a nuestro perfil de inversor es crucial para tener éxito invirtiendo.

Si necesitas ayuda extra, puedes ponerte en contacto con un asesor financiero certificado.

Subscribe Form

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio