¿Qué es y qué no es inversión? Mitos sobre inversión y bolsa

Para la mayoría de personas ajenas al mundo de la inversión, la bolsa es peligrosa y tienen unas creencias asociadas que pueden hacer que nos de miedo invertir, perdiéndonos una oportunidad importantísima de tener una mejor calidad de vida.
En este artículo te cuento las diferencias entre inversión y especulación, también derrumbamos los principales mitos sobre la bolsa.


Este es el segundo de una serie de artículos que recorren el camino desde que entiendes la necesidad de invertir hasta que inviertes tu primer euro. El anterior artículo trata sobre por qué es necesario invertir, y puedes leerlo aquí.

Cuando empecé a acercarme al mundo de la inversión andaba un poco perdido.

Mi idea de la inversión era lo que había escuchado y leído a lo largo del tiempo en los medios y películas, y me di cuenta que no podía estar más equivocado.

Apenas sabía diferenciar inversión de especulación y tenía muchos prejuicios en contra de la bolsa. Afortunadamente mi vida cambió para mejor cuando entendí cómo funciona la inversión y me libré de algunos mitos sin fundamento.

¿Qué es la inversión? ¿Qué es la bolsa?

Empezamos hablando sobre fundamentos de inversión.

La inversión es emplear capital con el objetivo de obtener unas ganancias a lo largo del tiempo. En la inversión valoras la rentabilidad, es decir, el dinero que puedes llegar a ganar y el riesgo, la probabilidad de ganar ciertas cantidades o de perderlas.

La bolsa es un mercado donde se comercia con acciones de empresas. En la bolsa puedes vender y comprar acciones de empresas que coticen en la misma.

Las acciones son pequeñas participaciones de una empresa. Si una empresa tiene 200 acciones y tu compras 10, se puede decir que eres el dueño de un 5% de dicha empresa.

¿Qué es la especulación?

A diferencia de la inversión, en la especulación no hay un buen análisis detrás y normalmente va asociada al corto plazo.

Cuando una persona especula, no analiza en profundidad el binomio rentabilidad-riesgo, no tiene bien estudiando dónde está poniendo su dinero y espera ganar mucho dinero en poco tiempo.

Normalmente viene cuando un producto financiero se hace famoso y el especulador se cree que va a seguir subiendo hasta el infinito.

Si tu cuñado te dice que compres acciones de X empresa porque en el bar y en la tele dicen que va a pegar el pelotazo, es especulación.

Queda clara la diferencia entre inversión y especulación: Al contrario de la especulación, en la inversión esperas un comportamiento lógico del mercado a largo plazo, analizando de dónde sale la rentabilidad y el riesgo que lleva asociado.

Mitos sobre inversión y bolsa

La inversión solo es para los ricos

Un mito que hace mucho daño a las rentas medias y bajas es pensar que la inversión es sólo para los ricos. Ni mucho menos, la inversión se adapta a todos los bolsillos. Los ricos serán más ricos y los pobres menos pobres.

Es más, la inversión tiene más poder de mejorar la vida de alguien con una renta modesta que la de alguien millonario.

Para alguien que ya tiene mucho dinero, la inversión le permite que su capital siga creciendo y protegerlo frente a la inflación, que está muy bien.

Pero para alguien que tiene una renta modesta, proteger sus ahorros y verlos crecer a largo plazo puede suponer una mejora en la calidad de vida muy grande.

Pongamos un ejemplo con números simplificados:

  • Persona A: Salario de 100.000€ anuales, ha acumulado 500.000€ invertidos en bolsa que le generan 25.000€ extras al año.
  • Persona B: Salario de 10.000€ anuales, ha acumulado 50.000€ invertidos en bolsa que le generan 2.500€ extras al año.

Si pasamos las cantidades a meses para verlo mejor, la persona A cobra 8.333€ mensuales, a lo que se le suma una renta extra por la inversión de 2.083€.

Más de 10.000€ mensuales, con lo que vivirá una vida de lujo y no le faltará nada. Aunque realmente esos 2.083 euros extra no le supongan un cambio muy grande en su vida: Se sigue pudiendo permitir un buen coche, una buena casa, ir a restaurantes caros, etcétera.

La persona B cobra 833€ mensuales, a lo que se le suma una renta de 208€ al mes. Y esta segunda persona sí notará bastante esos ingresos extra, porque la mayor parte de sus ingresos se van en cosas básicas como alquiler/hipoteca, facturas o comida.

La inversión no es solo para millonarios de traje y corbata, sino que es totalmente recomendable y puede mejorar mucho la calidad de vida de rentas medias y bajas.

Necesito empezar a invertir con mucho dinero

Quizás pienses que para invertir te hacen falta empezar con decenas de miles de euros.

Esto es solo en el mercado inmobiliario, donde en España, por lo general, necesitas disponer mínimo del dinero de la entrada.

Para invertir en bolsa no necesitas empezar a invertir con una gran cantidad de dinero, al contrario, empezar poco a poco es muy recomendable.

Cualquier cantidad es buena para empezar, porque el tiempo es el factor más importante para disparar tu rentabilidad en una inversión en bolsa a largo plazo.

Hoy en día, la mayoría de productos financieros puedes contratarlos a partir de unos pocos euros, así que puedes empezar con una cantidad baja.

Empieza por poca cantidad, siempre el dinero que no necesites a corto plazo. A lo largo de tu vida es normal que tu salario vaya mejorando, así que podrás ir aumentando la cuantía de tu inversión mensual o anual conforme pase el tiempo.

La bolsa es muy arriesgada, puedo perder todo mi dinero

Para que yo perdiese todo mi dinero tendrían que quebrar las 500 empresas más potentes de Estados Unidos (Apple, Microsoft, Google, Facebook, McDonalds…), las 50 empresas más potentes Europa (Adidas, Inditex, BMW, Danone…), además de empresas asiáticas y en oceanía.

En un escenario apocalíptico donde todas esas empresas quiebren simultáneamente, mis inversiones serán lo que menos me preocupe, estaré buscando una cueva como refugio y cazando conejillos en el bosque para alimentarme.

A mayor diversificación, menor riesgo.

Por supuesto que si inviertes únicamente en la acción de una empresa y esa empresa quiebra, perderás el dinero, pero es que no debes apostar todo a una carta.

Y más cuando diversificar entre miles de empresas nunca había sido tan sencillo.

La bolsa es como un casino

En un casino, hay juegos de azar donde tu probabilidad de ganar viene determinada por la suerte. Por ejemplo, en la ruleta si apuestas al rojo tienes un 18/37 de ganar, un 48,6%

En la bolsa, las empresas que lo hacen bien cada vez son más grandes, tienen más clientes y venden más mercancía o servicios. Por lo tanto, el valor de esas acciones aumenta.

En el casino puedes perder todo tu dinero fácilmente, en el mito anterior ya hemos visto como eso no es así en la bolsa.

Aquí ganar o perder no lo dicta la suerte, sino el mercado financiero. Y si no buscas rentabilidades estratosféricas e inviertes con sentido común, se puede conseguir una buena rentabilidad a largo plazo.

La inversión es para hacerse millonario

La inversión es útil para hacer crecer tu patrimonio a lo largo del tiempo, pero el objetivo no tiene es necesariamente ser millonario.

Invertir te va a permitir tener una mejor calidad de vida y un mejor futuro, aunque no llegues a cantidades estratosféricas.

Esto se ve genial con un ejemplo. Imagínate que una persona, durante su vida laboral de 40 años ha invertido cada mes 100 euros. Esto hace un total de 40 años x 12 meses/año x 100 euros = 48.000€ invertidos.

Supongamos un 6% de rentabilidad anual más inflación y nos quedaría que al final de esos 40 años tendría un total de 200.000€, es decir, cuatro veces más.

Estoy seguro que esa cantidad, aunque no llegue al millón, mejorará mucho la calidad de vida de esa persona.

Para invertir debo ser muy inteligente

No hace falta ser increíblemente listo para invertir. Hay que dedicarle las horas necesarias para entender a fondo el producto financiero en el que vamos a invertir, pero eso requiere esfuerzo y dedicación, no inteligencia.

De hecho, para tener éxito invirtiendo conviene más ser humilde y no creerse más inteligente que nadie. Porque eso te puede llevar a especular.

La bolsa es dar el pelotazo, para eso juego a la lotería

Nada más lejos, la bolsa se sustenta en el largo plazo, no en el corto plazo.

No te vas a hacer millonario de la noche a la mañana, no es una herramienta para generar dinero, sino para proteger tu dinero de la inflación y hacer crecer tu patrimonio poco a poco, año ras año.

La inversión es una maratón, no un sprint.

La lotería es puro azar, como el ejemplo de la ruleta que hablábamos antes. La inversión en cambio se sustenta de una análisis de rentabilidades y riesgos sólidos, participando en un activo cuyo valor crece con el tiempo.

En la bolsa solo ganan los millonarios de Wall Street

Eso lo dejamos en las películas.

Es muy importante que entiendas que la bolsa no es un juego de suma cero, tampoco lo es la economía global. Es decir, que para que tú ganes 100€, no tiene que haber otra persona que pierda 100€.

Esta idea es muy importante y cambió mi forma de pensar por completo, no solo en el tema de inversión.

La economía a largo plazo va creciendo, cada vez hay más riqueza en el mundo conforme pasan los años. Solo hay que ver cómo estaba el mundo hace 100 años y cómo está ahora.

Cualquiera puede invertir en acciones de empresas y que su patrimonio crezca conforme estas empresas van aumentando su valor.

En la bolsa todo pasa muy rápido

En una película que tenga que ver con la bolsa o en las noticias, parece que la acción se sucede en muy cortos espacios de tiempo.

En ese tiempo vemos acciones que se disparan en apenas unas horas y gente millonaria. O al contrario, gente arruinada porque una empresa se fue a la bancarrota en cuestión de días.

Es normal, si la película fuese de una persona normal que invierte 300€ todos los meses durante 20 años, nadie iría a verla. O si las noticias anunciasen que una empresa sube un 4% anual de forma sólida y aburrida, no sería noticia.

Su objetivo es conseguir audiencia, es su trabajo. Pero nos crean una imagen nada realista de la bolsa.

Por supuesto que hay casos muy excepcionales donde puntualmente hay acciones que se disparan o se desploman, pero esto no ocurre en la mayoría de casos.

Y tú querrás estar bien diversificado, es decir, invertir en muchas empresas para no poner todos los huevos en la misma cesta.

En la realidad, los buenos inversores de a pie consiguen sobre un 4-8% de rentabilidad anualizada a largo plazo. Y esa es una rentabilidad fantástica.

La inversión, cuanto más aburrida, mejor.


Este es el segundo de una serie de artículos que recorren el camino desde que entiendes la necesidad de invertir hasta que inviertes tu primer euro. El siguiente artículo de la serie trata sobre cómo poner unos buenos cimientos en tu sistema de inversión, y puedes leerlo aquí.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *