Cartera permanente: La estrategia de inversión que debes conocer

La cartera permanente está creciendo en popularidad y no es para menos, pues otorga una buena rentabilidad con una volatilidad baja. ¿Quieres conocer todos sus secretos y aprender a cómo implementarla? Este artículo te interesa.

He hecho este artículo pensando en todos los públicos, si te estás iniciando en el mundo de la inversión y algunos términos te resultan confusos, puedes echarle un vistazo al diccionario de inversión. Si te quedan dudas, no dudes de escribir un comentario, estaré encantado de responderlo.

Qué es la Cartera Permanente de Harry Browne

La Cartera Permanente (o Permanent Portfolio) fue creada en los 80s por Harry Browne, un analista de mercado libertario nacido en Nueva York.

Es una cartera simple, pues no requiere mucho tiempo de gestión analizando empresas, es diversificada, pues contiene cuatro activos descorrelados y tiene un buen rendimiento gracias a su equilibrio, pues pasa muy pocos años con rendimiento negativo.

Al igual que otras estrategias de inversión pasiva como los fondos indexados, para la cartera permanente tienes que dedicarle tiempo al principio, informándote y montando la cartera. Todo ello buscando las menores comisiones.

Una vez la tienes montada, solo tienes que hacer aportaciones periódicas (si así lo tienes planificado) y hacer reequilibrios puntualmente. Es decir, su gestión una vez montada apenas te llevará unas horas al año.

Por las características de la cartera permanente es ideal para personas que quieren poco riesgo y poca volatilidad pero buenos rendimientos. Entran en este perfil personas jubiladas o rentistas, aunque también inversores jóvenes algo conservadores.

Cuatro activos para las cuatro estaciones

En la economía a gran escala vivimos distintos tipos de entornos económicos. Seguro que has oído hablar de las famosas recesiones o crisis, cuando el mercado bursátil se viene abajo.

Bien, para Browne hay cuatro entornos principales, y cada entorno tiene un activo que se comporta de manera excelente en este entorno:

Entorno económicoTipo de activo ideal
InflaciónOro
DeflaciónBonos
ProsperidadAcciones
RecesiónDinero metálico

En la Cartera Permanente le damos un 25% a cada activo. Es decir, el 25% de nuestro dinero estará en oro, otro 25% en bonos a largo plazo, otro 25% en acciones y el 25% restante en dinero en metálico (o bonos a muy corto plazo).

Efecto descorrelación y reequilibrado de la cartera permanente

En la cartera permanente juega un papel fundamental el efecto descorrelación de sus cuatro activos. Esto quiere decir que no suben y bajan a la vez, sino que son independientes.

¿Cómo le sacamos provecho a este efecto descorrelación? Gracias al reequilibrado de cartera. Harry Browne decía que cuando un activo sobrepase el 35% o el 15% en nuestra cartera permanente, toca reequilibrar. Esto es fantástico: Hace que vendamos caro y compremos barato.

Lo vemos mejor con un ejemplo: iniciamos nuestra cartera permanente con un 25% de cada activo y al cabo de los años la distribución de la cartera es la siguiente:

  • Oro – 36%,
  • Bonos – 25%
  • Liquidez – 20%
  • Acciones – 19%

Como el oro ha sobrepasado el 35%, toca hacer un reequilibrio. Venderemos oro, el cual está muy caro en ese momento y compraremos acciones, que estarán muy baratas, aparte de aumentar algo nuestra liquidez.

Es el santo grial de la inversión: Vender caro, comprar barato y sin tener que especular, todo de una manera natural. Este efecto de descorrelación + reequilibrado se calcula que puede añadir un +2% de rentabilidad anualizada a nuestra cartera respecto a la media aritmética.

Mejor rendimiento y menor volatilidad que una cartera 60-40

En la cartera permanente se da un concepto contraintuitivo que debes aprender. Antes de explicarlo, debes tener claro dos conceptos importantes.

El primero lo hemos explicado arriba, y es el efecto descorrelación + reequilibrio.

El otro concepto importante es el siguiente: las ganancias necesarias (en %) para recuperar una racha de pérdidas (en %) son mucho mayores.

Por ejemplo, si tu cartera baja un 10%, necesitas una subida de 11,11% para llegar a donde estabas y recuperar esas pérdidas. Si baja un 20%, necesitas un 25%. Si baja un 50%, necesitarás nada más y nada menos que un 100% en las subidas para recuperarte. Mejor que no baje tanto 😉

Una vez sabido esto, vamos con ese concepto tan importante que te quería comentar. Viene de un estudio de una gestora canadiense, la cual estudió qué pasaba si a una cartera 60% renta variable y 40% renta fija se le añadía un % de oro.

El periodo del estudio es de 1972 a 2015. Y durante este periodo, el oro aisladamente lo hizo peor en términos de rentabilidad que una cartera 60-40.

Pero curiosamente, y aquí viene la magia, añadiendo un poco de oro a la cartera (Es decir, carteras con distribuciones desde 55% acciones + 35% bonos + 10% oro a 45% acciones + 25% bonos + 30% oro) la cartera se comportaba mejor:

  • Su rentabilidad aumentaba unos puntos porcentuales (1,5%-2%)
  • La volatilidad de la cartera descendió

Maravillas de tener distintos activos descorrelados entre sí y realizar reequilibrados de las carteras.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Rendimientos históricos de la Cartera Permanente

La cartera permanente desde su creación solo ha tenido cuatro años en negativo: Un -8% en la crisis de 2008 (cuando el mercado bursátil cayó un 37%) y los otros tres fueron caídas de menos del 2%. El resto de los años ha estado en positivo anualmente.

Rendimiento de la cartera permanente, gráfico de Craig Rowland en el libro The permanent portfolio

En este gráfico podemos ver el buen rendimiento que tiene la cartera permanente estadounidense a lo largo del tiempo, pasando por distintos ciclos económicos y comparándolo con acciones (stocks), bonos (bonds), oro (gold) y dinero en metálico (cash). Una gran rentabilidad con una volatilidad mucho menor.

El gráfico llega hasta 2012, debido al periodo de prosperidad de 2012 hasta ahora las acciones se habrán separado porque han crecido a un ritmo mayor, es decir, han tenido más rentabilidad a largo plazo. Eso sí, con mucha volatilidad como se puede ver en el propio gráfico.

Cómo invertir en la cartera permanente

Pasamos a la parte práctica, a la de cómo invertir en los cuatro distintos tipos de activos de la cartera permanente.

En la cartera permanente de Harry Browne, él insistía en que tanto la renta variable y la fija deben estar enfocadas en nuestra zona económica. Por ejemplo, si residimos en Europa tener euros en el banco, comprar empresas europeas y bonos europeos.

Esto es debido al riesgo divisa, que es el riesgo a que la moneda extranjera se devalúe. Imagínate que compras una acción de una empresa a 100 dólares, a un tipo de cambio de 1,10 en Marzo de 2020. Habrás pagado 90,91€.

En diciembre estás muy contento porque tu acción de 100 dólares ahora vale 109,01 dólares, es decir, ha subido un fantástico 9,01%, pero resulta que en esa fecha el tipo de cambio está a 1,20 (Datos reales).

Esto hace que tu inversión de 109,01 dólares la puedas vender por 90,91€, el mismo precio que pagaste. Es decir, esa gran rentabilidad de 9% se la ha comido el tipo de cambio. Eso es el riesgo divisa, que también puede ir a nuestro favor, pero cuando va en contra es catastrófico.

No obstante, si vamos a muy largo plazo, haciendo aportaciones periódicas, el riesgo divisa se diluye, pero hay que tenerlo muy en cuenta.

Cómo invertir en renta variable

En la parte de renta variable, tendremos que invertir en empresas de nuestra zona económica, para ello disponemos de fondos indexados y ETFs.

En ETFs tienes distintas opciones como el Amundi Prime Eurozone UCITS ETF DR con ISIN LU2089238112.

Yo soy más partidarios de fondos indexados por su mayor sencillez y comodidad.

En fondos de renta variable europea tienes el Vanguard Eurozone Stock Index Fund Investor EUR Acc con ISIN IE0008248795 replica al MSCI EMU Index, las 245 mejores empresas europeas. También tienes el Vanguard European Stock Index Inv EUR Acc con ISIN IE0007987690, que replica al EURO STOXX 50, las 50 mejores empresas europeas.

Ambos tienen unas comisiones de 0,12% y un rendimiento muy similar, pero el primero contiene más empresas, es decir, está más diversificado:

Los puedes contratar en MyInvestor aquí:

En este articulo sobre fondos indexados te dejo paso a paso cómo hacer la contratación de fondos.

Cómo invertir en renta fija

Para la cartera permanente lo ideal son bonos gubernamentales de la mayor duración y calidad crediticia posible.

Lo más sencillo de nuevo viene a ser comprar ETFs o fondos indexados.

De fondos indexados tienes disponible en MyInvestor el Vanguard 20+ Year Euro Treasury Index Fund EUR Acc con ISIN IE00B246KL88 y unas comisiones del 0,16%. Este fondo tiene la desventaja de que no es traspasable, pero las ventajas de que tiene alta calidad crediticia y es a muy largo plazo, tal y como decía Harry Browne. Además lo puedes contratar desde MyInvestor.

También está el iShares Ultra High Quality Euro Government Bond Index Fund con ISIN IE00B4XCK338 y unas comisiones del 0,13%. Tienen una gran calidad crediticia, aunque el plazo de la deuda es variado, desde 20+ años a deuda a corto plazo (0-8 años)

Respecto a ETFs, con unas comisiones del 0,10% tienes el Lyxor Euro Government Bond 25+Y (DR) UCITS ETF con ISIN LU1686832194.

Cómo invertir en dinero en metálico

La parte más sencilla. El dinero en metálico estará en la cuenta corriente de un banco, idealmente en uno por el que nos den alguna rentabilidad, por ejemplo, en MyInvestor dan un 1% hasta 15.000€.

Harry Browne recomendaba invertir en deuda local a corto plazo con la máxima calidad crediticia, pero teniendo en cuenta que existe un fondo de garantía de depósitos de hasta 100.000€ en caso de quiebra del banco, que en una cuenta corriente podemos tener una rentabilidad asegurada y que nos facilita mucho nuestra vida diaria, sin duda apostaría por la opción de tenerlo en el banco.

Cómo invertir en oro

Quizás la parte más complicada de los activos pero no debe asustarnos porque hay buenas opciones disponibles.

Aunque se puede invertir en oro físico y guardarlo en casa, me parece una opción que trae muchos inconvenientes. Tanto para guardarlo y sentirte seguro como para los reequilibrios de cartera.

A mi modo de ver, la mejor opción son los ETC (exchange-traded commodity), funcionan de manera parecida a los ETF, fondos cotizados que puedes comprar y vender en un broker.

Es un producto algo menos demandado y no está disponible aún en MyInvestor. Tendrías que contratarlo en un broker como DeGiro, por ejemplo, Invesco Physical Gold ETC con ISIN IE00B579F325 o iShares Physical Gold ETC con ISIN DE000A1E0HR8. Ambos comisiones que rondan el 0,25%.

Una alternativa utilizada por su sencillez es invertir en empresas mineras, aunque al propio Harry Browne no le entusiasmaba esta idea ya que la naturaleza del los activos es muy distinta: el oro es un mineral y una minera es una empresa.

Cuando hay buen comportamiento del oro por alta inflación, las empresas mineras se comportan como el oro, es decir, suben. En cambio, cuando el oro actúa como valor refugio, por ejemplo durante la crisis mundial de 2008, las empresas mineras no le siguen y se ven afectadas por la crisis bajando sus cotizaciones.

Fondos de Cartera Permanente

Como hemos visto, la cartera permanente requiere informarte bien para montarla, y una vez montada solo tienes que hacer re-equilibrios entre fondos y ETC cada cierto tiempo.

Montarla por tu cuenta permite tener unos costes bajos. Yo siempre recomiendo esta opción, porque es dedicarle unas cuantas aprendiendo ahora para disfrutar de miles de euros en el futuro.

Por ejemplo, ¿Cuanto crees que afecta 0,3% más de comisiones? A priori, parece poco. Veámoslo con unas simulaciones:

  • 300 euros de aportación mensual
  • 30 años invirtiendo
  • 6% de rentabilidad anual en el caso A, 5,7% en el caso B (paga 0,3% más de comisiones)

Cantidad final A: 302,861.29€
Cantidad final B: 285,980.81€

Unos 17.000€ por ese extra de 0,3% en comisiones. Poca broma. Por eso en este blog siempre intento animar a la gente a ir a por la opción que abarate costes. ¿No te animas a hacer tú los reequilibrios y aprender a contratar los productos por 17.000€ (en este caso)? Yo sí lo haría.

Pero quizás quieras pagar una comisión extra para que te lo gestionen todo y no tener que preocuparte de nada más que ir aportando. Opción muy respetable.

Para ello vamos a ver qué fondos hay disponibles basados en la cartera permanente. Destacan dos: River patrimonio Kronos FI e Icaria cartera permanente.

Qué es y cómo invertir en Kronos FI

El primer fondo se llama Kronos FI y su ISIN es ES0156572002. Es un fondo que ha cambiado de gestor y filosofía, por lo que muchos datos que encuentres estarán desactualizados.

Sus gastos son los siguientes:

  • Comisión de gestión prevista 0,6%
  • Comisión de depositaría 0,08%
  • Comisión de Éxito 0%
  • Gastos Totales aprox. 0,81% de media

​Y su asignación de activos:

ActivoPeso en la cartera (%)
Renta variable global20%
Mercado inmobiliario5%
Cash y bonos de corta duración25%
Renta fija de larga duración (+30 años)25%
Oro25%

Puedes ver también su asignación de activos de manera más específica y en tiempo real desde este enlace.

Como vemos, sigue bastante fiel la filosofía de Harry Browne aunque con pequeñas modificaciones. Sus gastos totales son altos si lo comparamos con hacernos la cartera por nuestra cuenta (Aunque mucho menores que otros fondos de gestión activa), pero la simplicidad de invertir en la cartera permanente desde un fondo puede compensarnos.

En la imagen puedes ver lo sencillo que es contratarlo, te abres cuenta en MyInvestor y buscas Kronos FI por su nombre o ISIN.

Aquí te dejo un tutorial paso a paso sobre cómo invertir desde MyInvestor.

Qué es y cómo invertir en Icaria cartera permanente

Icaria cartera permanente, con ISIN ES0147491007 también sigue la filosofía de Harry Browne y prepara una cartera permanente para todos los escenarios macroeconómicos.

Sus gastos son los siguientes:

  • Comisión de gestión 0,5%
  • Comisión de depositaría 0,1%
  • Comisión de Éxito 0%
  • Gastos Totales aprox. 0,69% de media

​Y su asignación de activos:

ActivoPeso en la cartera (%)
Renta variable USA12,5%
Renta variable Europa12,5%
Cash y bonos de corta duración25%
Bonos gubernamentales USA AAA12,5%
Bonos gubernamentales Alemania AAA12,5%
Oro25%

Puedes ver también su asignación de activos en tiempo real desde este enlace.

Apenas encontramos diferencias, tal vez lo más reseñable sea la inversión en inmobiliario por parte de Kronos a diferencia de Icaria, por lo que en términos generales comparto la misma opinión que con Kronos: es la forma más sencilla de invertir en cartera permanente pero añade unas comisiones extras.

Se puede contratar desde MyInvestor de manera muy simple:

Al igual que para Kronos o el resto de fondos indexados, solo te llevará un par de clicks y listo. Además de poder programar aportaciones mensuales.

Aquí te dejo un tutorial paso a paso sobre cómo invertir desde MyInvestor.

Opinión personal

La cartera permanente es una opción de inversión fantástica, especialmente para los que quieren una baja volatilidad y que su patrimonio no oscile en exceso.

Su sencillez permite que la puedas implementar de forma muy cómoda teniendo algunas alternativas en los distintos activos si bien no conviene distanciarse mucho de la cartera permanente original de Harry Browne.

Personalmente invierto 100% en renta variable porque voy a muy largo plazo y creo que se comportará mejor, pero cuando esté cerca del retiro sin duda consideraré cambiar mi estrategia de inversión a la cartera permanente.

También decir que hay distintas versiones de la cartera permanente que juegan con otros activos y distribuciones, la que yo he presentado es la original. Si estás interesado, puedes consultar el «All-Seasons de Ray Dalio» o «Golden Butterfly».

Yo creo que podría ser interesante incluir nuevos tipos de activos que también están descorrelados, como las criptomonedas o el crowdlending. Esta podría ser la cartera permanente de Una Vida Ideal:

  • 25% acciones
  • 25% bonos largo plazo
  • 20% oro
  • 20% metálico
  • 5% crowdlending
  • 5% criptomonedas

Esto solo ha sido un ejercicio de imaginación, aunque quién sabe si dará mejores resultados en el futuro, mejor seguir a Harry Browne que sabía mucho más que yo 😁


Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.


¿Y tú, conocías la cartera permanente? ¿Tienes pensado implementarla?

Si te ha parecido útil este artículo, recuerda que puedes apoyar al blog de muchas maneras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *