¿Qué son activos y pasivos en las finanzas personales?

¿Qué es un pasivo? ¿Qué es un activo? Son conceptos muy comunes en el mundo de las finanzas personales y es clave que los aprendas si quieres tener un buena cultura financiera.

¿Qué es un activo?

A nivel contable cualquier bien que tenga un valor económico es un activo, pero en este artículo vamos a guiarnos desde la perspectiva de las finanzas personales (como Robert Kiyosaki) y no del ámbito contable.

Activos son las fuentes de ingresos que tengamos, aquello que añade dinero en nuestra cuenta.

El mejor ejemplo de activo son nuestras inversiones, que nos van generando ingresos de manera periódica o bien su valor se va apreciando a largo plazo.

Si tienes un piso o una plaza de garaje alquilada a otra persona, esto te genera unos ingresos extra mensuales. Si inviertes en bolsa, a largo plazo va aumentando su valor y va creciendo tu patrimonio.

Nosotros mismos somos un activo intangible y el más importante de todos, porque nuestra formación nos permite tener un trabajo que nos da un salario mensual. Cuanto mejor perfil profesional tengamos, más salario podemos generar y más valioso somos como activo.

Además, es nuestro conocimiento sobre inversiones el que nos permite crear más activos.

¿Qué es un pasivo?

Pasivo es todo aquello que saca dinero de nuestra cuenta y reduce nuestro patrimonio.

Cada mes tenemos que hacer frente a diversos gastos: alquiler, comida, facturas, cuotas… Todo ello son pasivos.

Hay muchos pasivos que son imprescindibles. Tenemos que gastar dinero en un lugar para vivir, en comida, en ropa, en ocio y demás necesidades humanas básicas.

Pero una vez cubierto lo necesario, el gran consumismo de la sociedad nos presiona para seguir consumiendo pasivos:

  • Comprar un coche más caro del que necesitas a plazos.
  • Financiarte unas vacaciones que no te puedes permitir.
  • Estar a la última en televisión, móvil y demás aparatos electrónicos.
  • Etcétera.

Estos pasivos son muy dañinos para nuestras finanzas personales, pues sacan dinero mes a mes de nuestra cuenta y nos empobrecen.

Además, al ser la mayoría financiados, crean una dependencia y una obligación de pago cada mes. Esto nos causa estrés y la necesidad de mantener nuestro empleo a toda costa, agachando la cabeza y perdiendo libertad.

¿Es la vivienda un activo o un pasivo?

Si la vivienda es un activo o un pasivo es una pregunta que suele generar bastante controversia.

Desde el punto de vista contable la vivienda sería un activo y el pago de la hipoteca, un pasivo. Pero vamos a verlo desde el punto de vista de las finanzas personales.

Si la vivienda es para alquilar y sus gastos asociados (como la cuota de la hipoteca, seguros, comunidad…) son menores que el alquiler, se considera un activo.

Si es nuestra vivienda habitual se considera un pasivo, ya que te requiere un pago mensual que te quita dinero cada mes, el pago de la hipoteca y de los gastos asociados a la vivienda.

Ahora bien, no es justo decir que es un pasivo por completo porque nuestra vivienda tiene un gran valor. En caso de necesidad, nuestra vivienda habitual en propiedad se podría vender o alquilar y generaría ingresos, como un activo.

En resumen, se puede considerar la vivienda habitual como un híbrido entre activo y pasivo, ya que tienen características de ambos grupos.

¿Es el coche un activo o un pasivo?

Con el coche se aplica una lógica similar a la de la vivienda.

Es un pasivo porque normalmente se financia y tienes una obligación de pago mensual de la cuota del coche. Además, te genera otros gastos pasivos en forma de seguros, impuestos, averías y gasolina.

Pero el coche tiene dos componentes de activo muy importantes:

  • El primero es que se puede vender en mercados de segunda mano.
  • El segundo es que el coche te permite acceder a más trabajos, lo cual te genera ingresos que no serían accesibles sin él.

El coche se podría considerar otro híbrido entre activo y pasivo.

Relación entre activos y pasivos

Cuando recibes tu salario y pagas tus necesidades básicas (vivienda, comida y transporte) se plantea una pregunta: ¿qué hacer con el resto?

La mayor parte de la sociedad opta por comprar pasivos. Una televisión más grande, suscripciones a todas las plataformas de video, un móvil nuevo porque el suyo ya tiene un año y lo considera «viejo», etcétera.

Si gastar todo el dinero en pasivos te hace muy feliz, adelante. Pero permítame que lo dude, porque una vez cubiertas las necesidades básicas y algo de ocio, más gasto no supone mayor felicidad. Te lo explico en este artículo.

En lugar de eso, puedes comprar activos que te hagan cada vez más rico.

Este proceso hará que el tiempo juegue a tu favor, ya que los activos que compres a su vez te darán unos ingresos con los que puedes comprar más activos. Como una bola de nieve que se hace cada vez más y más grande.

Construir un buen patrimonio conlleva tiempo y esfuerzo. Quien te diga lo contrario te está mintiendo. Pero este es el camino hacia la riqueza, poseer cada vez más activos que te generen cada vez más ingresos.

Todos tenemos nuestras circunstancias personales. Algunas personas tendrán activos que le generarán 50€ extra al mes, a otras le generarán 1000€ al mes. Cada cual a su ritmo.

Lo importante es que entiendas el concepto de activos y pasivos, y que pongas la bola de nieve a rodar comprando activos, es decir, invirtiendo.

Llegará un punto en el que tus activos empiecen a cubrir los gastos de tus pasivos. Y eso te aseguro que es muy satisfactorio.

Por ejemplo, mi inversión en Mintos (activo) actualmente cubre mi facturas mensuales de electricidad, móvil e internet (pasivos). Y mi inversión en fondos indexados (activo) me paga el alquiler de la vivienda donde resido (pasivo).

Aún me queda un largo camino para que mis activos cubran todos mis pasivos, pero este es el camino a seguir.

Lo importante es que aprendes a diferenciar activos de pasivos y vayas aumentando tus activos poco a poco.


Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *