Meditaciones de Marco Aurelio: Mejores citas y fragmentos

El libro Meditaciones de Marco Aurelio es una joya. Tenemos acceso a la sabiduría de un emperador romano que ha sido clave en la filosofía estoica.

Os comparto algunas citas y fragmentos destacados de este formidable libro:

Image

Primera cita

Avergüénzate, alma mía, avergüénzate. Ya no tendrás tiempo de honrarte.

La vida del hombre es corta; la tuya casi ha pasado y no solamente no te honras todavía, sino que fundas tu felicidad en lo que pasa en el alma de los demás.

Meditaciones de Marco Aurelio

Segunda cita

No te dejes embargar demasiado por los acontecimientos exteriores. Abandona esa vida febril de cuando en cuando y dedica tus momentos de ocio a instruirte en algo bueno. Procura evitar asimismo cualquier otro error.

Es una locura trabajar toda la vida si nuestra imaginación y nuestros esfuerzos no tienden hacia un objeto determinado.

Meditaciones de Marco Aurelio

Tercera cita

He aquí las reflexiones que continuamente debes hacerte: ¿cuál es la naturaleza del universo y cuál es la mía? ¿Qué relación existe entre ésta y aquélla? ¿Qué parte del universo soy y qué es éste?

Convéncete de que nadie puede impedirte obrar y hablar de acuerdo con la naturaleza de la cual formas parte.

Meditaciones de Marco Aurelio

Cuarta cita

Aunque vivieses tres o treinta mil años, no olvides jamás que nadie pierde más vida que la que tiene, ni goza de otra vida distinta de la que pierde. Así pues, la vida más larga y la más corta vienen a ser lo mismo.

El presente es de igual duración para todos y lo que se pierde es también igual y, en definitiva, sin importancia. En cambio, no podríamos perder ni el pasado ni lo venidero, porque ¿acaso se le puede arrebatar a uno lo que no tiene?

Acuérdate de estas dos verdades: la una, que todo exteriormente es de idéntico aspecto, que pasa por los mismos ciclos y que es indiferente ver el mismo espectáculo durante un siglo o dos que por toda la eternidad; la otra, que el que muere muy joven pierde igual que otro que ha vivido muchos años. Ambos pierden solo el instante presente, que es el único que poseen, puesto que no podrían perder lo que no tienen.

Meditaciones de Marco Aurelio

Quinta cita

No se debe pensar sólo que cada día que pasa abrevia la vida y que, por consiguiente, la parte que nos resta por vivir es más corta; no, es preciso pensar que si se llega a una edad madura (si bien no es más segura), no es probable que se conserve la misma claridad para los negocios y para entregarse a un detenido estudio de las cosas divinas y humanas.

Meditaciones de Marco Aurelio

Sexta cita

No olvides tampoco que la vida se limita para cada uno de nosotros al tiempo presente, que sólo es un fugaz intervalo; el resto de la existencia no existe, o es incierto.

Meditaciones de Marco Aurelio

Séptima cita

Si cumples tu cometido en el presente según la recta razón, con cuidado, persistencia, alegría y serenidad, sin distraerte en nada extraño; si conservas constantemente puro el genio divino que te anima, como si tuvieras que restituirlo en cualquier instante; si unes a estas excelencias el no verte atado por el deseo o por el temor; si te limitas a hacer lo que haces conforme a la naturaleza de tu ser y decir sencillamente la verdad en todos tus discursos y en todas tus palabras, vivirás feliz.

Y ciertamente que nadie puede impedirte el que te conduzcas de este modo.

Meditaciones de Marco Aurelio

Octava cita

Huye de la irresolución; en todas tus empresas confórmate con lo que es justo, y en todos tus pensamientos detente sólo en lo que has concebido claramente.

Meditaciones de Marco Aurelio

Novena cita

Todo es efímero y lo que rememora un recuerdo, es sólo un objeto del pasado.

Meditaciones de Marco Aurelio

Décima cita

Tú no eres más que un alma ínfima que sostiene un cadáver, como ha dicho Epicteto.

Meditaciones de Marco Aurelio

Undécima cita

Todo lo que sucede es tan natural y tan poco sorprendente como las flores en primavera y el fruto maduro en el otoño; así pues, la enfermedad, la muerte, la calumnia, las conspiraciones, en una palabra, lo que puede causar alegría o pesar a los necios, no tiene nada de extraordinario.

Meditaciones de Marco Aurelio

Duodécima cita

¿Que alguien se hace culpable para conmigo? Solo a él debe importarle: suya ha sido la voluntad, suyo es el acto. Por mi parte, sólo tengo en este momento lo que la naturaleza común quiere que tenga, y hago únicamente lo que mi naturaleza individual exige que haga.

Meditaciones de Marco Aurelio

Una lectura que te recomiendo sin duda.


Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *