Cómo aprender inglés rápido y en casa

¿Quieres aprender inglés y no sabes cómo? ¿Notas que no avanzas y te quedas estancado en el eterno nivel intermedio? En este artículo te cuento todo lo que yo hice para aprender inglés rápido, en casa y prácticamente sin esfuerzo. Pasé de tener típico nivel B1 a hablar inglés con gran fluidez.

Todo ello prácticamente sin darme cuenta, cambiando pequeñas cosas de mi vida diaria. Sigue leyendo y no te lo pierdas.

Aprender inglés es la mejor habilidad que puedes desarrollar

Aprender inglés es una habilidad fundamental hoy en día. Te abre un mundo de posibilidades en diversos ámbitos.

Me gusta hacer el símil con una cosa que me gusta mucho, los videojuegos: Si la vida fuese un videojuego, saber inglés te desbloquearía nuevas zonas y mundos. Te da acceso a diferentes planes, a vivir en diferentes países, a hablar con personas interesantísimas, a vivir experiencias inigualables, te abre la mente rompiendo ideas preconcebidas. Te abre la puerta a hacer cosas que no podrías hacer si solo sabes un idioma.

La utilidad práctica del inglés es innegable, algunos ejemplos:

  • Viajar: Saber inglés te permite viajar con más seguridad, desenvolverte mucho mejor por el extranjero, acceder a actividades y experiencias que quizás no podrías disfrutar porque no te has enterado de que estaban disponibles o no has podido comunicarte para acceder a ellas al no estar en tu idioma.
  • Consumir información: Aunque tenemos la suerte de hablar español, uno de los idiomas más hablados del mundo con muchísima información disponible, a veces el mejor contenido solo está en inglés o se disfruta más en este idioma, como con las películas o series.
  • Acceder a mejores puestos de trabajo: Aun estando en España o en un país de habla hispana, puede que necesites el inglés para atender a clientes, leer información o comunicarte con otros compañeros de la empresa que estén en sucursales en el extranjero. Hoy en día ya suena raro ver un curriculum en el que no menciona el inglés, puede ser un descarte automático.
  • Trabajar en el extranjero: Soy un firme defensor de irse al extranjero a trabajar, dado que tendrás un progreso laboral mucho mejor que en España y accederás a mejores salarios. Además, adquirirás nuevas habilidades que aumentarán tu desarrollo personal.

Pero aprender inglés no solo tiene una enorme utilidad práctica, también te enriquece permitiéndote ver la realidad de una forma distinta.

Nuestro pensamiento y manera de ver la vida está caracterizado y limitado por nuestro idioma. A esto se le llama relativismo lingüistico, un tema apasionante que intentaré tratar de manera muy resumida porque es un tema muy complejo.

La realidad es abstracta y los diferentes idiomas del ser humano son muy limitados, lo que hace que moldeen la realidad pero no de una manera exacta, sino adaptada al lenguaje. Esto hace que dos personas con diferentes idiomas conceptualicen de manera diferente los mismos fenómenos.

Por ejemplo, hay estudios que apuntan a cómo nuestro idioma influye en nuestro manejo de las finanzas. El finés (idioma hablado en Finlandia) no hace diferencia gramatical entre futuro y presente, por lo que le dan la misma importancia y no lo consideran algo lejano. Eso hace que sean menos derrochadores con el dinero, ya que tienen su futuro muy presente, nunca mejor dicho.

He tenido la suerte de conocer a gente de todo el mundo, con idiomas muy diferentes y te cambia tu forma de ver la vida. Hay muchas cosas que las vemos lógicas y no las cuestionamos y en otras culturas, debido al idioma, la ven de manera diametralmente opuesta.

Sea por su utilidad práctica o por abrir la mente, aprender inglés es la mejor habilidad que puedes desarrollar. Te ayudará en diversos ámbitos de la vida.

Por qué aprender inglés en academias o escuelas no funciona

Damos inglés desde pequeños en la escuela hasta la universidad, pasando incluso por academias externas que no son precisamente baratas. Pero, ¿Quién realmente sale de estas academias o colegios sabiendo hablar inglés tras tantos años?

El sistema de enseñanza de múltiples alumnos haciendo ejercicios de gramática una y otra vez simplemente no funciona con los idiomas. Puede ser algo más útil en otras asignaturas, pero para aprender inglés no tiene sentido.

Piensa en cómo aprendiste el español. ¿Verdad que antes de aprender qué es el pretérito pluscuamperfecto ya sabías utilizarlo con total normalidad? Sin embargo, en inglés, cuando aprendes un tiempo verbal no lo has escuchado antes, no te suena. Vas a clase, das la lección sobre el past perfect donde te enseñan para qué se usa y cómo se conjuga. Y tras eso, empiezas a utilizarlo.

Sin embargo, aprender tu idioma nativo es algo más natural. Aprendes el idioma no únicamente por lo que te dicen en la escuela, sino mayormente por la información de tu alrededor: Escuchas a tus padres usar ciertas palabras, poco a poco aprendes su significado. Escuchas en la televisión que utilizan otros tiempos verbales, poco a poco comprendes su uso y los incorporas a tu día a día… etcétera.

Estudiar gramática está bien como complemento, enfocarse únicamente en ella es un gran problema. Pero es mucho más cómodo y controlable tener a 30 alumnos haciendo ejercicios y corregirlos, que hacer que practiquen hablando inglés para luego tener que evaluarlos en un examen oral uno por uno.

Todo esto causa que, especialmente en España, haya mucha gente con un nivel intermedio-alto en gramática y vocabulario pero bajo o nulo en hablar o escuchar inglés. Cuando hablar y escuchar es lo primero que se debe hacer en un idioma y lo más útil, las herramientas más básicas de la comunicación.

En la vida real, por ejemplo en una entrevista para un trabajo en inglés, no pasa nada si tienes un fallo en la gramática. Pero en cambio, si no entiendes bien a tu interlocutor o te quedas trabado muchas veces, probablemente no te cojan porque no puedas comunicarte en inglés de manera eficiente.

El método que seguí para aprender inglés en casa

Fundamentos del método

Te cuento el método para aprender inglés rápido y en casa que seguí yo durante años.

Como hemos visto en la sección anterior, cuando quieres aprender un idioma no puedes empezar la casa por el tejado. No sirve de nada aprender tiempos verbales complejos si no te defiendes en una conversación básica con fluidez.

Estamos acostumbrados a que en las escuelas o academias cuando hacemos una práctica de listening (Ejercicio de escuchar en inglés) sepamos todo el vocabulario y entendamos absolutamente todo. De hecho, si se nos escapa aunque sea una palabra ya nos agobiamos y pensamos que no tenemos un buen nivel.

Ese es un enfoque totalmente erróneo. La manera natural de aprender un idioma es enfrentándote a palabras que no conoces y deduciéndolas por el contexto. De esta manera el aprendizaje es fluido y no se olvida. Aprender memorizando lleva a olvidar lo memorizado en un tiempo si no se practica continuamente.

Por ello el método se basa en aprender inglés de manera natural, se trata de rodearte de un entorno donde todo esté en inglés: Información, videos, series, aplicaciones… Tenemos que crear un ambiente en el que todo esté en inglés. Una completa inmersión lingüística.

La lógica detrás de este aprendizaje es clara: Lo más útil del lenguaje se repite más, y es lo que aprenderás antes. El vocabulario más usado o los tiempos verbales más usados aparecerán con más frecuencia porque son más útiles y se usan más. Al aparecer con más frecuencia, los aprenderás y asimilarás su uso mucho antes.

Conforme vayas aprendiendo inglés y adquiriendo conocimientos, lo más básico lo tendrás interiorizado e irás progresando a aprender partes del idioma más complejas. Como puedes ver, una manera muy natural de progresar.

Vayamos con un ejemplo: Aprenderás el past simple mucho más rápido que el past perfect. ¿Por qué? Pues porque en todo el contenido en inglés que consumas saldrá el past simple con mucha más frecuencia, y si es algo que no controlas, tu cerebro cuando lo vea se pondrá en modo aprendizaje e intentará deducir su uso para aprenderlo. Verás el past simple en distintas situaciones y contexto, por lo que acabarás aprendiendo su uso.

Cuando lo tengas totalmente interiorizado y aprendido, ya no te sorprenderá y te fijarás más en el past perfect, el cual aparece con menos frecuencia y no te habías fijado tanto porque estabas aprendiendo el past simple.

Igual pasa con el vocabulario, las palabras más útiles aparecen con más frecuencia y las aprenderás antes. Poco a poco te irás fijando en palabras más complejas conforme vayas aprendiendo las más básicas.

Cómo llevar este método a cabo para aprender inglés en casa

Ya sabemos en qué se basa el método que utilicé para aprender inglés en casa, pero ¿Cómo ponerlo en práctica? Te cuento todo lo que hice yo.

Se trata de tener la mayor cantidad de inglés en nuestra vida cotidiana: Lo que escuchamos, lo que leemos, lo que vemos… Incluso lo que hablamos. Lo vas a ver mejor con ejemplos prácticos de todo lo que hice yo.

Como podrás comprobar, en todos ellos el inglés es el medio, no la finalidad. Es decir, no tienes que hacer el esfuerzo de ponerte a estudiar inglés, sino que lo aprenderás en el camino mientras haces algo que te gusta y te motive.

Por eso me parece un método tan bueno y a mi me funcionó tan bien, estaba una gran parte del día aprendiendo inglés sin ser consciente de ello, sin esfuerzo.

Series y películas

Siempre suelo comer y cenar con alguna serie puesta, así que aproveché este tiempo para aprender inglés. Hay cuatro pasos muy lógicos a la hora de aprender inglés en casa con las series o películas, te los comento y te digo cuando pasar al siguiente nivel:

  1. Series en español
  2. Series en inglés con subtitulos en español
  3. Series en inglés con subtítulos en inglés
  4. Series en inglés sin subtítulos

Si estás en el punto 1, pasa al punto 2 cuanto antes. Irás acostumbrando a tu oído a los sonidos del inglés, se te irán quedando expresiones que se utilizan con frecuencia. Pero no te quedes estancado aquí, que es lo que le pasa a mucha gente, dado que el tener los subtítulos en español corres el riesgo de únicamente leerlos y no hacerle caso al audio.

Cuando tengas un nivel de inglés intermedio-bajo, puedes pasar al punto 3. Este paso ya supone un buen reto, te encontrarás palabras y verbos que no conoces, aunque los deducirás por la situación. Quizás no a la primera, pero si te sale varias veces tu cerebro lo deducirá del contexto y aprenderás el verbo o la palabra que no sabías.

¿Sabes esta gente que dice que no le sale la palabra en español y solo la sabe decir en inglés? Muchas veces es porque ha aprendido el significado de manera totalmente natural de esta manera, sin traducirlo al español sino viendo la acción ejecutada. Es una herramienta de aprendizaje de inglés muy potente: Has aprendido su significado de manera totalmente natural, no porque la traduzcas a español.

Cuando ya tengas un nivel intermedio-alto puedes pasar sin miedo al punto 4, series en inglés sin subtítulos. Especialmente idóneo para series fáciles de seguir que ya hayas visto y te sepas más o menos los diálogos. Aquí la inmersión es total, y aprenderás inglés de manera bastante rápida.

No te frustres si no entiendes algunas palabras o frases, es normal. Verás como poco a poco vas entendiendo más y más, por la lógica de la que he hablado antes sobre este método de aprendizaje de inglés.

Además de aprender inglés, llegados a este punto disfrutarás las series con sus diálogos originales (Hay doblajes espantosos capaces de arruinar una gran serie o película) y no tendrás que estar pendiente de leer subtítulos sino de la acción.

Algunas personas recomiendan ponerse dibujos animados para empezar, porque utilizan vocabulario sencillo ya que van enfocado a niños pequeños. A mi no me gusta porque te acabarás aburriendo y dejándolo. El aprendizaje tiene que ser divertido y que te mantenga atento a lo que estás viendo.

Videos (Youtube)

Si hay una plataforma por excelencia para ver videos de todo tipo que todos usamos es Youtube. Ofrece videos de todo tipo, principalmente entretenimiento, cultura y educación y a esto también le podemos sacar partido.

Yo sigo canales de todo tipo: Economía, baloncesto, gimnasio, nutrición, historia… etcétera

Bien, lo que hice fue buscar canales de las mismas temáticas que me gustan en inglés, que tratasen los mismos temas en específico. No fue fácil, pero encontré canales de gran calidad con contenido muy similar al español, a fin y al cabo en inglés hay mucha más oferta.

De esta manera, puedo aprender inglés mientras también me entretengo o aprendo otras cosas que nada tiene que ver con el inglés en sí. Tiempo muy bien aprovechado.

Por ejemplo, en las charlas TED en inglés, donde una persona expone una idea o concepto interesante, los que las realizan intenta hablar y explicarse con la máxima claridad posible, por lo que aprenderás rápido y tendrás un amplio catálogo de charlas a tu disposición para encontrar las que te llamen la atención.

Lectura

No todo es contenido audiovisual, también es importante acostumbrarse a leer en inglés.

Yo empecé a hacer todas las consultas en el buscador de google en inglés, sustituí algunas páginas de información general sobre mis hobbies a páginas en inglés, que encima tenían mejor contenido. Incluso en twitter empecé a seguir cuentas de la misma temática que me interesaba pero en inglés.

También periódicos, aunque algunos son de ámbito local o nacional y es difícil sustituirlos, es decir, los periódicos de Reino Unido o Estados Unidos hablarán de noticias de esos países principalmente. Lo bueno que hoy en día muchos periódicos españoles ofrecen su versión en inglés, por lo que podrás leer noticias que te interesan mientras aprendes.

Me puse a leer algunos libros en inglés. No leo tanto como me gustaría, pero la lectura me ayudó bastante a aprender inglés de una forma cómoda, ya que si te gusta el libro te anima a leer más y más, no puedes parar, aunque tengas que consultar algunas palabras de vez en cuando.

Incluso sirve conocer la letra de las canciones en inglés. Hay que tener cuidado porque pueden no ser gramaticalmente correctas y usar jerga o slang, pero seguro que aprendes algo de vocabulario extra de una manera divertida.

Podcast y audiolibros

Los podcast y los audiolibros están teniendo mucho éxito, principalmente porque permiten la multitarea: Puedes ponértelos y aprender inglés mientras conduces, haces ejercicio, haces las tareas de casa, etcétera.

Son una herramienta perfecta para aprender inglés rápido, ya que hay muchísima variedad en inglés, pues en Estados Unidos el podcast está muy extendido. Además, te encontrarás con gente muy profesional presentando su podcast y con invitados de lujo: En mi caso, sigo un podcast que protagoniza uno de los mejores periodistas de la NBA y trae de invitados a los mejores jugadores y entrenadores. Algo que no está al alcance de los podcast en español.

Vamos, que no solo accedo a un contenido que está exclusivamente en inglés, que me encanta y es muy valioso, encima aprendo inglés por el camino. Y todo esto mientras hago deporte o alguna tarea tediosa que se me hace amena. No se si ha quedado claro que me encanta los podcasts. 😁

Los hay de todos los temas que te imagines (Cine, economía, humor, psicología, aliens…), así que no tienes excusa. Hay un podcast para ti, con el que encima aprenderás inglés fácil.

Aparatos electrónicos

Otro cambio que hice con el que aprendí mucho vocabulario cotidiano útil fue pasar a inglés el móvil, el ordenador y los videojuegos.

Estamos tan acostumbrados que sabemos dónde está cada aplicación del móvil, te da igual que ponga ajustes o settings, reconoces ese menú por el icono. Los móviles y los ordenadores están hechos para ser lo más intuitivos posible.

Es un cambio que no cuesta apenas esfuerzo, vas a usar estos aparatos de la misma manera pero por el camino aprenderás palabras nuevas. Si lees varias veces al día la palabra settings, aunque no te pares detenidamente, la acabarás aprendiendo.

Estudio complementario

Si queremos acelerar el proceso, podemos dedicar unas horas a la semana (Cuantas ya es decisión personal) a mejorar nuestra gramática y vocabulario.

La gramática del inglés es, por suerte, relativamente sencilla si la comparamos con otros idiomas como el alemán o el español. Controlar todos los tiempos verbales, tanto cómo se forman como cuándo se usan es una meta asumible para todos, pues es en lo que se ha hecho más hincapié desde que estudiamos inglés en la escuela.

En cuanto al vocabulario, aprenderás bastante siguiendo las recomendaciones prácticas que he explicado en la anterior sección, pero puedes ampliar tu vocabulario buscando, por ejemplo, las 5000 palabras más usadas en inglés o vocabulario de un tema en específico que te sea útil, por ejemplo los nombres de los animales en inglés.

Personalmente, yo no hice nada de esto porque ya tenía cierto nivel cuando me puse a aprender usando este método, pero sí lo hago para el alemán, idioma que estoy estudiando. Con el inglés partía ya con un buen nivel de gramática aprendido en el colegio e instituto y tenía un buen vocabulario, pues por ejemplo las 1000 palabras más usadas en inglés son realmente básicas y prácticamente todo el mundo las conoce.

Si partes desde cero sí que puede ser útil familiarizarse con las 1000 palabras más usadas como un comienzo, así como consultar la gramática cada vez que tengas dudas.

Irse al extranjero

El método que he utilizado para aprender inglés rápido se basa en la inmersión lingüística, y que mejor inmersión que vivir en un país extranjero donde se hable inglés.

Esta opción no está al alcance de todos, puede que ya estés muy asentado en tu país y sea complicado dar el salto. O puede que aún no tengas el nivel necesario. Pero si puedes hacerlo, aprenderás inglés muy rápido, ya que te verás obligado a ello. Cuando vives en el extranjero muchas veces no hay otra opción: O aprendes o aprendes.

Pero no todo es blanco o negro, puedes plantearte una estancia en el extranjero de manera temporal. Se suele hacer en verano y hay dos opciones más comunes:

  • Empleo temporal: Normalmente en servicios de hostelería, recepción o restauración. No solo aprenderás inglés sino que volverás a España con más dinero y una experiencia que te hará desarrollar otras habilidades.
  • Curso de inglés: Si tienes dinero ahorrado puedes plantearte esta opción, pero ten claro que el valor de esa experiencia, donde más vas a aprender inglés, no es en el curso en sí, sino en lo que le rodea. El tener que hablar inglés con otra gente, tener conversaciones informales con otros compañeros, formales con gente que no conoces en situaciones cotidianas, etcétera. Ahí es donde más vas a aprender.

Y si crees tener ya un nivel suficiente, da el salto. Te invito a leer mi artículo titulado: «Trabajar en el extranjero: ¿Merece la pena? Ventajas, desventajas y experiencias.«

Practicar el hablar inglés

Durante la etapa estudiantil no se suele practicar el habla tanto como se debería, siendo una parte fundamental de aprender un idioma. Aunque requiere más esfuerzo y dedicación, no la podemos dejar atrás.

El inglés tiene distintos fonemas que el español, es decir, distintos sonidos. Nuestra boca y lengua no están acostumbradas a emitirlos y por eso al principio hay que practicar bastante. No tengas miedo de repetir frases tú solo en tu casa intentando pronunciar correctamente, es una forma fantástica de ir adquiriendo soltura con las distintas palabras.

La mejor manera de practicar el habla es irse a un país extranjero como comentábamos en el punto anterior, pero si te quedas en tu país de habla no inglesa también tienes algunas opciones interesantes.

La más sencilla y que no necesita de nadie es practicar tú mismo solo. Te puedes grabar y luego escucharte para analizar y mejorar tus fallos. Puedes hacerte una lista de cuestiones, por ejemplo, las de una entrevista de trabajo, e intentar responderlas alto y claro, tal y como harías hablando con otra persona, simulando una conversación.

Si tienes amigos que estén aprendiendo inglés como tú, podéis quedar para mantener conversaciones en este idioma. Si no sabéis algo, no caigáis en decirlo en español, que es la solución fácil. Hay que intentar explicarlo en inglés, de la forma que sea. Solo practicando estas situaciones difíciles es como se aprende.

En ciudades grandes existen grupos de intercambio de idiomas, donde hablaréis media hora en español y media hora en inglés, por ejemplo. Dependiendo de la ciudad es más o menos difícil encontrar gente que hable inglés de manera nativa.

Cómo me ha funcionado a mi este método

Te voy a contar mi experiencia con el inglés y cómo descubrí este método.

Nunca he destacado especialmente en inglés en el colegio, era un buen alumno con notas entre 6 y 8 pero nada especial.

Con 16 años me saqué el título B1 por Cambridge pues sabía que lo necesitaría para la universidad, ya que es el nivel que piden para darte el título. Fui solo un año a la academia para sacármelo, no me hacía mucha gracia que mis padres tuviesen que pagar ese dinero por mi cuando no sentía que estuviese aprendiendo inglés, sino que me estaba preparando para superar un modelo de examen. Lo aprobé a la primera bastante justito y me quité.

Ya en la universidad empecé a interesarme más por el inglés, me veía series en inglés siguiendo la progresión que comenté antes: Primero con subtítulos en español, luego subtítulos en inglés y luego sin subtítulos para las series que repetía.

Como con las series veía que estaba aprendiendo mucho y sin ningún esfuerzo, seguí poco a poco incluyendo en mi vida diaria todo lo que he mencionado antes: Podcasts, lectura, videos de youtube, cambié todos los aparatos electrónicos a inglés… ¡Hasta convencí a gente de mi laboratorio para que solo hablásemos en inglés entre nosotros! (Aunque la idea no caló en algunos compañeros…)

Al final en un día normal, sin tener que ponerme expresamente a estudiar inglés, le había dedicado bastantes horas: Una hora de podcast mientras hacía ejercicio y otra mientras hacía las tareas domésticas, media hora de series en la comida así como en la cena, algún video mientras cocinaba o estaba de relax, todo lo que leía en inglés a lo largo del día… Al final sumaba más de 4 horas de inglés al día. Sin darme cuenta, sin esfuerzo.

Y vaya si funcionó y aprendí. Cuando hice las entrevistas en inglés para el trabajo que tengo actualmente en Austria no tuve ningún problema, salí muy contento y sorprendido con mi nivel de inglés y mi fluidez. Lo entendía todo y respondía rápido y con soltura. Sin academias, sin ponerme a estudiar… En unos años conseguí un nivel como para trabajar y hacer vida en un país extranjero.

Ya llevo más de un año haciendo mi vida completamente en inglés en Austria, totalmente inmerso en este idioma y dominándolo sin problemas. El siguiente paso será hacer lo mismo con el alemán, que es el idioma nativo de este país. Aunque con el inglés me sirva hay que tener ambición, ponerse nuevas metas y superarlas.

Conclusiones finales

En este artículo te he presentado el método para aprender inglés desde casa que yo he utilizado, un método que funciona rápido, lo puedes hacer en casa y no te supondrá un gran esfuerzo.

Este método se basa en la inmersión lingüística y en aprender inglés de una manera natural, empezando por los cimientos. Nada de empezar la casa por el tejado aprendiendo compleja gramática cuando no se sabe mantener una conversación básica en inglés.

No creo en los métodos milagrosos, una de las grandes ventajas de este método es que le dedicas muchísimas horas a aprender inglés día a día sin darte cuenta: Mientras vas al trabajo y escuchas un podcast, mientras comes y ves una serie, mientras estás con el móvil mirando twitter… Todo ese tiempo, sin darte cuenta y sin un gran esfuerzo, estás aprendiendo inglés. Por lo que al final le has dedicado una enorme cantidad de horas.

Cada vez te irás aumentando tu nivel de manera natural y aprenderás cosas más complejas del inglés.

A mi me ha ayudado bastante, tanto que ahora trabajo en el extranjero y me desenvuelvo perfectamente en inglés en cualquier situación. Espero que a ti también te sea de ayuda.


Muchas gracias por leer el artículo, si este contenido te ha sido de utilidad y quieres aportar para que este blog siga generando contenido, puedes hacerlo aquí:


¿Y tú? ¿Qué métodos utilizas para aprender idiomas? ¿Te ha sido útil este enfoque? Cuéntamelo en los comentarios.


Suscríbete al blog para estar al tanto de las últimas entradas y recibir contenido extra. Solo te enviaré contenido de utilidad cada cierto tiempo. Libre de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *