Trabajar en Austria: Todo lo que necesitas saber

Trabajar en Austria puede ser la oportunidad de tu vida, un país no tan conocido como Alemania pero con grandes oportunidades laborales y altos salarios. En este artículo analizo la información más relevante para trabajar en Austria para que sepas todo lo importante de este país y si es para ti.

Empezamos esta serie de artículos sobre trabajar en el extranjero donde vamos a analizar diferentes cuestiones sobre los países a los que los españoles solemos emigrar en busca de un mejor trabajo. En el anterior artículo escribí sobre trabajar en el extranjero, sus ventajas, sus inconvenientes y mi experiencia personal, en este vamos a ir a datos más técnicos y comparaciones con España.

El primero no podía ser otro que Austria, país donde trabajo actualmente.

Información sobre Austria

Austria es un país germano-parlante de 8,8 millones de habitantes situado en el centro de Europa. Su moneda es el euro y tiene frontera con Alemania, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Italia, Suiza y Liechtenstein.

La mayoría del territorio austriaco está dentro de los Alpes, es un país con mucha naturaleza y muy verde. En su capital, Viena, durante los meses de invierno el promedio de temperatura máxima es 4 grados y el de mínima -2 grados. Los veranos son suaves donde la temperatura promedio máxima es de 27 grados y la mínima de 16 grados.

Estamos, pues, ante un país con temperaturas no muy extremas salvo años puntuales, pequeño, con mucha naturaleza para disfrutar y una situación geográfica muy buena para recorrernos distintos puntos de Europa cuando queramos viajar.

Salarios en Austria

Empecemos con una tabla comparativa general entre España y Austria sobre salarios.

PaísAustriaEspaña
Tasa de desempleo
(Segundo trimestre de 2020)
4,7%15,3%
Salario medio (Anual)48.330€24.009€
Salario percentil 7557.115€30.057€
Salario mediano40.325€20.078€
Salario percentil 2530.402€13.998€
Comparación de empleo y salarios anuales entre trabajar en Austria y trabajar en España. Fuente: INE y Lohnsteuerstatistik Österreich.

Aclaración de términos:

  • El percentil 75 indica que el 75% de los trabajadores cobra menos que esa cantidad y el 25% cobra por encima de esa cantidad.
  • El salario mediano indica que la mitad de los trabajadores cobra por encima de esa cantidad y la otra mitad por debajo de esa cantidad. No hay que confundir con el salario medio, el cual se obtiene sumando todos los salarios y dividiendo entre el número de trabajadores.
  • El percentil 25 indica que el 25% de los trabajadores cobra menos que esa cantidad y el 75% cobra por encima de esa cantidad.

Vemos valores que doblan a España, algo impresionante, pero para ver si realmente merece la pena tendremos que saber el coste de vida y los impuestos en secciones posteriores. Ahora vamos a ponernos más específicos con los salarios.

Salarios por sector en Austria

Los percentiles, el salario medio y mediano nos dan ya una idea de lo que se cobra en Austria. En puestos de trabajo de alta cualificación podremos esperar que se estén entre el salario mediano y el percentil 75 o más, en puestos de baja cualificación entre el mediano y el percentil 25 o menos.

Por supuesto, al igual que en todos los países, la experiencia es un factor clave y determinará gran parte de nuestro sueldo.

Aunque hay muchas variables en juego como la ciudad, empresa o experiencia, vamos a ver salarios mensuales orientativos de puestos de trabajo los diferentes sectores más comunes en Austria y los compararemos con España:

PaísAustriaEspaña
Contable2.750€2.100€
Diseñador gráfico2.470€1.880€
Profesor infantil / secundaria2.730€ / 3.020€1.980€ / 2.290€
Ingeniero (Civil, mecánico, eléctrico…)3.670€2.750€
Ingeniero biomédico3.310€2.420€
Programador3.850€2.760€
Recepcionista1.420€1.150€
Camarero1.210€1.030€
Cajero1.490€1.140€
Comparativa de salario orientativo mensual en empleos comunes entre Austria y España

Ten en cuenta que algunos salarios españoles pueden sorprenderte pero como digo, hay bastantes variables como experiencia, empresa o localización incluidas. Nos vale para hacernos una buena idea de lo que trabajar en Austria puede ofrecernos.

Coste de vida

Cobrar un alto salario está genial pero hay que ponerlo en contraste con el coste de vida del país. Vamos a verlo en distintas secciones:

Vivienda

En vivienda vamos a englobar tanto la renta del alquiler como gas, electricidad, agua, muebles o reparaciones.

En Austria, el coste de vivienda supone de media un 21% de su ingreso bruto para cubrir estos gastos. Las viviendas austriacas tienen una media de 1,6 habitaciones por persona.

Si quieres trabajar en Viena estás de suerte, porque a pesar de ser una capital europea con 1,8 millones de personas viviendo en ella, el alquiler no supone un problema grave. La capital de Austria tiene un parque público de viviendas muy grande y el alquiler está bastante controlado. Si lo comparamos con otras capitales europeas, en 2015 el alquiler medio de Londres era de 1.907€, en Barcelona de 598€ y en Berlín de 558€. Viena, estando en un país con una alta renta per cápita tenía un alquiler medio de 647€.

Un portal para buscar vivienda (Y cualquier cosa de segunda mano) bastante conocido es willhaben, por si quieres curiosear algo en específico. Te encontrarás mucho la abreviatura «WG», la cual viene de la bonita palabra «Wohngemeinschaften», un piso compartido. Ideal si eres joven y con ganas de conocer gente.

Como en otros países tienes agencias inmobiliarias anunciando pisos que te cobrarán la primera mensualidad como cuota para ellos. Los mejores pisos no salen anunciados sino que van pasando entre amigos y conocidos, por lo que si conoces a gente trabajando en Austria puedes preguntarles, o buscar un grupo de gente de tu nacionalidad en Austria en alguna red social.

Buscando piso te encontrarás que hay tanto sin amueblar como amueblados. Los que están sin amueblar suelen tener ya la cocina instalada, que es lo más costoso, incluso los de vivienda nueva.

En cuanto a facturas (Electricidad, calefacción, agua, basuras…) ronda un precio medio por hogar de 190€. Recuerda que es un valor orientativo ya que cada persona consume diferente.

Por lo tanto, en Austria la vivienda y sus gastos correspondientes no suponen un problema si se tiene un empleo medio o si se comparten gastos, ya sea con tu pareja o con compañeros de piso.

Transporte

El transporte público suele ser más caro que España pero acorde a los sueldos del país. Un billete de autobús cuesta 2,2€ aunque existen los típicos bonos mensuales por 50€, con tarifas reducidas para estudiantes. Es bastante puntual y limpio.

En ciudades medianas vas a encontrar un buen sistema de autobuses y, en algunas como Graz, tranvía. Si quieres trabajar en Viena usarás el metro bastante, es la única ciudad austriaca que dispone de uno.

Tienen un sistema sin barreras, tanto en el tren como en el autobús te montas sin necesidad de enseñar el ticket. De vez en cuando pasará un revisor a comprobar si lo has comprado, en caso de que no te caerá una multa, así que cómpralo siempre.

En cuanto al transporte entre ciudades, Austria posee una red de trenes que conectan las principales ciudades, eso sí, no tan rápidos como en España. Por ejemplo, de Viena a Graz son 200 kilómetros, cuesta sobre 30€ y se tardan dos horas y media. En España de Madrid a Valencia son algo más de 350 kilómetros, cuesta sobre 40€ y se tarda dos horas. Esto se debe a la orografía del país, muy montañoso.

En cuanto al uso de la bicicleta, en Austria le darás mucho uso. Tanto en grandes ciudades como Viena como en ciudades más pequeñas es muy común usar una bicicleta. Verás incluso a gente muy mayor yendo en bici por la ciudad. Sin duda un punto positivo para Austria.

Respecto al transporte internacional, principalmente dependerás de ir a Viena para visitar otros países, incluido España. Los aeropuertos del resto de ciudades austriacas son pequeños y con vuelos muy limitados.

Comida

La comida es más cara que en España en prácticamente todos los productos. Desde mi experiencia personal y tras comparando muchos precios, aproximadamente es un factor de 1,5 o 2 veces más caro, es decir, si gastabas en comida unos 150 euros en España, trabajando en Austria se traduciría en 225€-300€. Algunos precios que pueden ser bastante más altos que ese factor mencionado antes pueden ser el de las verduras y frutas. Y, generalmente, de peor calidad que en España a mi parecer.

También notamos este factor al ir a restaurantes. En las cantinas, es decir, restaurantes a disposición de trabajadores y estudiantes con precios más modestos, suele ser bastante asequible.

Por poner un ejemplo práctico de estas cantinas donde mucha gente come todos los días laborales, un plato de un filete de cerdo empanado con patatas fritas con el que no te vas a quedar con hambre te costará sobre 7,5€. Un menú completo en estas cantinas, algo que a muchos les tocará comer en días de trabajo, con sopa, una pequeña ensalada y un plato principal (Un menú más ligero que el menú español) entre 7€ y 10€.

Fiscalidad en Austria

En Austria la fiscalidad es muy fuerte ya que el estado supone cerca del 50% del PIB, por lo que a pesar de tener salarios muy altos estos se van a ver fuertemente mermados por el pago de impuestos.

Para un salario bruto de 48.330€, el salario medio austriaco, la empresa pagará por nosotros 62.811€ y, finalmente, recibiremos en neto 32.638€, es decir, un 67,5% de bruto a neto. La mayoría se va a seguridad social e impuesto sobre la renta.

Para un salario bruto de 30.402€, el percentil 25 austriaco, la empresa pagará por nosotros 39.502€ y, finalmente, recibiremos en neto 22.652€, es decir, un 74% de bruto a neto.

Para un salario bruto de 57.115€, el percentil 75 austriaco, la empresa pagará por nosotros 74.219€ y, finalmente, recibiremos en neto 37.189€, es decir, un 65% de bruto a neto.

No te dejes seducir por el salario bruto hasta ver cuantos impuestos tienes que pagar.

Calidad de vida

El dinero no lo es todo, pasamos a analizar cuestiones relacionadas con la calidad de vida si estás pensando en trabajar en Austria.

Empecemos por el sistema sanitario en Austria. Es bastante parecido al español, mucho gasto público y una red extensa de hospitales. Si eres trabajador no tendrás excesivos problemas ya que estarás dado de alta y estarás pagando los impuestos correspondientes, para los turistas de la unión europea también tendrás acceso a los servicios básicos.

Existen también seguros y clínicas privadas. Tanto en el sistema público como en el privado tendrás que pagar cerca de cuatro euros cada vez que vayas al médico y los gastos serán reembolsados por tu seguro, eso sí, asegúrate primero de que lo cubre.

Relacionando salud y ocio, disponemos de muchas zonas verdes en Austria, tanto parques como sitios donde hacer senderismo o hiking. En Austria esta actividad es muy común y la realiza desde gente joven hasta gente mayor, por lo que podrás disfrutar de buena calidad de vida si te gusta practicar deporte rodeado de naturaleza.

Austria es un país muy seguro, puedes caminar tranquilamente por la noche en zonas oscuras que no te pasará nada. En Viena, al ser más grande, si deberías tener algo más de cuidado por la noche en parques, estaciones de metro o lugares solitarios en general, pero nada especial de lo que preocuparse, simplemente aplicar el sentido común.

Trabajando en Austria tendremos más horas de sol al año que otros países con unos estándares de vida similares. Lo cual es un punto a favor. Por ejemplo, si te decides a trabajar en Viena disfrutarás de unas 1.800 horas, que podemos comparar con otras ciudades para hacernos a la idea: En Madrid 2.700 horas, en Oslo 1.668 horas, Londres 1.633 horas o Berlín 1.626 horas de sol al año.

Permisos de trabajo y residencia en Austria

Como miembro de la Unión Europea, Austria se lo pone bastante fácil a los ciudadanos de la UE para trabajar, mientras que las personas de fuera tendrán que lidiar con bastante papeleo y trámites burocráticos.

Lo primero que debes saber es que cuando llegues a Austria, seas de un país de la UE o no, tendrás 3 días para registrarte en el centro de empadronamiento o comisaría, excepto que estés por turismo.

Los ciudadanos de la Unión Europea solo tendrán que realizar el trámite de registro, no se necesita visa ni permiso de residencia. En caso de que no tengas contrato de trabajo aún, tendrás un permiso de seis meses de residencia.

Para los ciudadanos de fuera de la Unión Europea que quieran trabajar en Austria es más complicado. Dependiendo del país tendrás que hacer unas gestiones para la visa que pueden tardar varios meses. Aunque yo soy ciudadano de la Unión Europea tengo compañeros de trabajo de fuera y sus gestiones tardaron bastante, incluso con bastante ayuda por parte del empleador.

En caso de que quieras trabajar en Austria siendo de un país no miembro de la UE, tendrás que hacer todos los trámites antes de venir a Austria para conseguir el permiso de residencia. Al ser trámites complejos y algunas partes solo se hablará alemán (O facilitará mucho las cosas), si vienes con contrato de trabajo tu empresa se encargará de ellos o te será de gran ayuda. Este permiso de residencia lo tienes que renovar año a año.

La llamada red-white-red permite a los inmigrantes de fuera de la UE que se vayan a quedar en Austria por un tiempo mayor de 6 meses el acceso al trabajo y la residencia en Austria. Únicamente eres elegible si perteneces a una de las siguientes categorías:

  • Trabajadores de muy alta cualificación.
  • Trabajadores de alta cualificación en trabajos donde hay escasez de trabajadores.
  • Otros trabajadores clave
  • Graduados de universidades y facultades de educación superior austriacas
  • Autónomos clave
  • Fundadores de start-ups

Funciona con un sistema de puntos y puedes consultarlo aquí.

En resumen, Austria es un país bastante estricto y si no eres de la Unión Europea, vas a tener que ser un trabajador de alta cualificación para no tener muchos problemas para establecer tu vida aquí si quieres trabajar en Austria.

¿Necesito alemán para trabajar en Austria?

Depende.

Si tienes un trabajo de alta cualificación en una gran empresa, normalmente será un ambiente internacional y hablarás en inglés. Verbigracia mi caso particular, donde estoy trabajando en Austria y no se requiere saber alemán ni nos obligan a estudiarlo, solamente un nivel intermedio-alto de inglés.

Si vas a por un empleo de baja cualificación, sí vas a necesitar el alemán dado que tendrás que tratar con gente que sólo sabe alemán y no maneja el inglés, al menos necesitarás un nivel intermedio de alemán. Y no solo eso, sino que el alemán de Austria es bastante diferente del alemán de Alemania y puede costar entenderlo. Para ello se suele pedir amablemente a los que hablan dialecto austriaco que cambien a Hochdeutsch, es decir, alemán estándar.

Conclusión y comparativa final

Trabajar en Austria es una gran opción para prosperar, muy especialmente si eres un trabajador de alta cualificación, pues podrás acceder a salarios muy elevados a pesar de que haya unos impuestos altos.

Es un país con cierta mentalidad conservadora, donde podrás vivir seguro y tranquilo. Si te gusta la naturaleza lo vas a disfrutar bastante, y si planeas trabajar en Viena no solo te vas a encontrar una arquitectura increíble sino que tendrás muchas ciudades europeas con muy fácil acceso por tren o avión.

Saber alemán no es imprescindible pero sí muy recomendable para sacarle el máximo partido a todo lo que nos puede ofrecer este maravilloso país.


¿Y tú? ¿Planeas trabajar en Austria? ¿Quieres trabajar en Viena? Cuéntamelo en los comentarios


Suscríbete al blog para estar al tanto de las últimas entradas y recibir contenido extra. Solo te enviaré contenido de utilidad cada cierto tiempo. Libre de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *