Resumen 2019 – Propósitos 2020

Resumen 2019 – Propósitos 2020

En este post voy a poner el resumen de mi año 2019 y las metas y sistemas para 2020. No solo me va a servir para llevar un histórico de mi trabajo sino que mentalmente me va a ayudar a ver todo lo que he conseguido este año.

Ante situaciones de agobio nos ahogamos en un vaso de agua muchas veces y no sabemos ver la realidad. Creemos que estamos haciendo las cosas peor de lo que realmente las hemos hecho, así que esta reflexión sobre todo lo acontecido en el anterior año puede ser muy beneficiosa.

Resumen 2019

Primer cuatrimestre Enero – Abril

El comienzo de año fue tranquilo, en esta etapa de mi vida trabajaba como investigador en una universidad del sur de España, tenía un ambiente inmejorable de trabajo con unos compañeros de diez.

El tema del trabajo en sí me gustaba, pero creo que la organización era mejorable, en el mundo académico dependes de financiación y si no hay una buena labor administrativa para sacar adelante los proyectos puede verse abocado a quedarse sin fondos.

Esto sumado a mis ganas de vivir en el extranjero desde hace años propició que me pusiese a dar el siguiente paso fuera de España, hacer un doctorado en una universidad extranjera.

Se que sería complicado pero me puse a buscar por los principales portales de búsqueda de doctorados y encontré algunos que me llamaron la atención.

Concretamente uno parecía perfecto: Reunía los dos temas de las telecomunicaciones que más me han apasionado durante mi carrera. Lo malo que la fecha de contratación había expirado.

Aún así contacté, ¿Qué tenía que perder? Menuda sorpresa me llevé cuando me dijeron que no había problema con la fecha y que aun así podía hacer las entrevistas. De aquí me llevo una reflexión importante: Valora el coste de oportunidad.

A la vez que trabajaba, hacía un máster (Obligatorio para acceder a programas de doctorado), lo que suponía que me pasaba en la Universidad unas 13 horas al día entre semana.

Fue duro, algunos días llegaba a casa destrozado, pero era algo que si lo completaba, podría con todo lo que se me pusiese por delante. También me llevé una lección clave: Cuanto más duro se pone el camino, más fuerte me convierto para superarlo.

En febrero tuve la primera tanda de exámenes en los que saqué buenas notas aunque se me escapó una matricula de honor que aún recuerdo, quise poner demasiada información en las respuestas del examen que al final me salía por la tangente de la pregunta principal. Jesús, no te vayas por las ramas…

En estos meses seguí explorando ideas de negocio, llevaba ya un año leyendo (Cuando podía, principalmente en el metro o en los fines de semana) sobre negocios pasivos, ya no solo por la idea de crear uno sino por saber cómo funciona el mundo.

También leía mucho sobre alimentación, en esta época recuerdo bajar bastante las grasas saturadas consumiendo menos embutidos y bollería. Estar bien de peso no es un indicador de que estás comiendo saludablemente.

Los cambios en alimentación no los hice de golpe, poco a poco iba sustituyendo los alimentos por otros más sanos, cada vez mejores comidas.

También en los ratos libres aprendìa sobre finanzas personales e inversiones económicas, es un tema que siempre me ha interesado y del que disfruto aprendiendo. Principamente me puse a investigar sobre los fondos indexados, muy conocidos hoy en día.

En cuanto a relaciones personales, algo importante para mi, en esta época estaba con una relación con una chica, nada serio pero lo pasamos muy bien visitando sitios increibles dentro de nuestra propia ciudad, sitios que a veces uno se olvida o no va porque siempre van a estar ahí en tu ciudad… Hasta que te mudas y no los has visto.

Segundo cuatrimestre Mayo – Agosto

En este cuatrimestre se cerraron varias etapas.

Acabé mi trabajo en la universidad como investigador e hicimos una barbacoa de despedida: Sol, playa, buena comida y buenos amigos. No hay plan mejor.

Fueron unos pocos años pero me encontré muy agusto y pude ahorrar un pequeño colchón para los gastos que tuviese en el futuro.

También acabé el máster, siempre hay algún que otro profesor que está ahí más porque tiene que estar que por vocación, pero en general ha sido una experiencia enriquecedora, he aprendido y es un título que me es muy útil en el ámbito laboral y académico.

Hice las entrevistas para un doctorado que parecía perfecto para mi y, tras alguna semana de incertidumbre, me cogieron. Llamé muy contento a mis padres para contárselo, fue una sensación de satisfacción y de trabajo bien hecho tremenda.

También me sorprendió mi nivel de inglés, únicamente fui a una acdemia durante un año en mi época adolescente para sacarme el B1, necesario para que te den el título de la carrera en España. Pero las entrevistas las hice muy cómodo entendiendo y hablando de manera fluida.

Ver tantas series en inglés con subtítulos definitivamente sirve para algo 🙂

Seguí formándome tanto en ideas de negocio como en la bolsa. Esta última es un mercado muy complejo pero me ayuda a comprender cómo funciona el mundo y la economía, realmente es muy profundo así que aprendo poco a poco cada día más.

En cuanto a mi salud, aparte de hacer ejercicio mejoraba mi nutrición poco a poco, por ejemplo reduciendo el contenido de azúcar.

Finalmente, en el verano tuve una relación con una chica fantástica en todos los sentidos. Lo peor es iniciar una relación con fecha de caducidad, porque ambos sabíamos que me iba a ir a Austria y ella también se buscaría la vida en otra parte.

Fue duro pero me quedo con todo lo positivo que fue muchísimo, me hizo saber qué quiero en una relación y si ese fue el mejor verano de mi vida ella tuvo mucha culpa.

Aún sigo hablando con ella de vez en cuando. Qué pena estar tan lejos.

Tercer cuatrimestre Septiembre – Diciembre

Este último tercio de año empieza movidito: Estuve haciendo todo el papeleo del nuevo trabajo que no era poco, y eso que me di cuenta de la tremenda suerte que tenemos los países de la Unión Europea, tenemos muchas más facilidades tanto para viajar como para residir en países miembro.

En octubre me transladé a Austria, es un país con mucho dinero y se nota en la calidad de vida de la gente así como en los salarios. La gente vive tranquila y con seguridad, algo que me gusta mucho.

En Austria se habla alemán, un idioma que estoy aprendiendo poco a poco porque es tremendamente dificil, eso sí, no suena tan mal como creía pero tiene una de las gramáticas más complejas.

La ciudad es acogedora, me veo viviendo agusto aquí unos años, pero quizás no el resto de mi vida. Al menos en mis veintilargos y mis treinta me vendría bien vivir en una gran capital con muchas cosas que hacer, grandes salarios y un buen aeropuerto donde viajar todo lo que quisiese sin perder mucho tiempo.

Los compañeros de trabajo son fantásticos y ya he dado con un grupo de gente con el que nos lo pasamos genial, aunque algún lío de faldas ha habido de por medio se solucionará y seguiremos exprimiendo esta ciudad disfrutándola al máximo.

A finales de noviembre inicié el blog, tenía muchas cosas que contar y, sinceramente, si consigo ayudar a una sola persona ya habrá merecido la pena. A veces en tu entorno no encuentras personas que piensen como tú, por fortuna internet nos lo pone muy fácil hoy en día.

En cuanto a la salud, me puse ya muy en serio a entrenar, apuntando todo lo que hacía y los progresos en una hoja de excel, controlando los macronutrientes y llevando bien las cuentas de todo.

También reduje los productos insalubres e intento comprar siempre lo natural, es decir, en lugar de comprar zumo de naranja, compro la naranja. Alguna vez caigo y como algo que no debería, pero son ocasiones anecdóticas.

Respecto a mi cultura financiera ya sentía que iba aprendiendo más y más, no solo de la bolsa sino de otros tipos de inversiones como crowdlending.

Finalmente en cuanto a relaciones, algo surgió en Austria que no acabó como me gustaría. Pero me quedo con lo positivo e intentando mejorar día a día en las cosas que hago regular en el aspecto de las relaciones con los demás.

Propósitos 2020

No soy muy fan de ponerme metas concretas sino de utilizar sistemas, este concepto se entiende muy bien con un ejemplo.

En lugar de decir «Para junio de 2020 tengo que ser capaz de hacer un mate de baloncesto a dos manos» (Meta) cambiarlo por «Hacer 60 sentadillas y practicar mi técnica de salto durante 20 minutos cada día» (Sistema)

Para mi, el sistema es muy liberador, pues desde el primer día si lo vas cumpliendo te encuentras satisfecho y sabes que vas por buen camino. Las metas quedan lejanas y difusas, pudiendo dejarlas de lado o no dedicarle el tiempo suficiente para lograrlas.

En cuanto a proyectos económicos, mi ahorros van creciendo y quiero resolver unas dudas fiscales que tengo para no dar los pasos en falso. Esto sin un experto en la materia es complicado y quizás deba contratar a alguno, aunque antes voy a tratar de informarme por mi cuenta en mi tiempo libre, al menos dedicándole 3 horas por semana.

El crowdlending me parece interesante pero las tasas de morosidad están aumentando, al menos en España. Las rentabilidades también están bajando respecto a como estaba hace unos años

No parece el mejor momento para meterse aunque investigaré las tasas de morosidad de países donde suelen pedir créditos para ver si todavía tiene sentido meterse.

Los fondos indexados me atraen, pero estamos en el que parece ser el final del ciclo alcista más largo de la historia de la economía, por lo que meterse ahora que parece que va a bajar puede resultar una mala decisión.

No obstante eso no quita que para este año pueda abrir alguna cuenta con un aporte bajo, manejar el funcionamiento a la perfección y ya meter más cantidad cuando el mercado esté en valores más bajos.

En cuanto a la salud, me gustaría ganar algunos kilos de masa muscular, para ello me apuntaré al gimnasio en febrero (No puedo hacerlo antes debido a que abren inscripciones dos veces al año) sin dejar de entrenar mientras mis 3-4 días por semana y cuidaré, aún más, la alimentación.

Tengo hecha una tabla excel con el seguimiento y conteo de todo lo que como, la compartiré en otro post más adelante. Debo de esforzarme en comer y pensar que es un entreno más donde hay que ser constante y hacer sacrificios para obtener resultados.

En cuanto al trabajo, he empezado bien pero eso no basta, aún hay situaciones que me hacen frustrarme demasiado y no ser productivo. Tengo que aprender a reconocer estos bloqueos mentales y solucionarlos. Aplicaré a rajatabla mis 10 consejos para ser más productivo en el trabajo.

También me gustaría ser más directo, si hay algo que no lo se puedo preguntarlo en lugar de creer que debo resolver todo yo solo. A veces una charla, aunque sea informal con un compañero en un descanso te puede abrir la mente a enfoques e idea nuevas que te ayuden.

En mi tiempo libre hay una actitud que reconozco que llevo haciendo mal mucho tiempo: Soy de los que se apuntan a los planes pero rara vez propone alguno. Me comprometo a al menos una vez al mes buscar algo fuera de lo común y proponérselo a mis amigos.

También quiero vivir experiencias nuevas y practicar nuevos deportes como el snowboard o ski. Este último puede que se cumpla muy pronto pues mi nueva universidad organiza días de ski.

Las relaciones con otras personas es otro punto donde siempre siento que podría hacerlo mejor, tengo gente muy buena a mi alrededor y no es que sea un tipo con el que no gusta estar, pero a veces me encierro en mi mismo.

Me gustaría ser más suelto y hablar más con la gente con más naturalidad, sin querer que acabe la conversación cuanto antes porque me siento incómodo.

Y finalmente lo que creo más importante, la relación conmigo mismo, mis pensamientos y mi actitud frente a la vida.

Considero que no tengo una mala mentalidad pero a veces me bloqueo y me frusto ante determinadas situaciones, y ahí ya me encierro en mi mismo, paso unos días malos hasta que saco fuerza y consigo automotivarme.

Tengo que dejar de estar en una montaña rusa y tener más estabilidad mental, hay un concepto en inglés muy útil que es overthink, es decir, pensar de más. Algo que sin duda, me pasa bastante. A veces simplemente hay que actuar, hacer cosas y la motivación vendrá sola.

Este post me ha ayudado mucho.

Primero a echar la vista atrás y ver todo lo que he logrado en 2019, siempre puedo mejorar y quiero hacerlo, pero no está de más reconocer lo que se ha hecho bien para sentirse satisfecho.

Segundo por ver en qué puedo seguir mejorando. No tengo duda de que este post lo voy a releer varias veces a lo largo del año para seguir con una dirección firme y mantenerme motivado.

La vida nos pone a prueba cada año, y cada año hay que superarlo y convertirse en una persona mejor que el anterior.


¿Y tu 2019 cómo ha ido? ¿Qué metas o sistemas te propones para el 2020? Cuéntamelo en los comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú